¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

martes, 13 de octubre de 2009

Enhorabuena para una asociación de voluntarios, la Remote Area Medical (RAM)


La Remote Area Medical es una asociación de profesionales de la medicina de voluntarios en USA que ayudan a gente con problemas económicos. Hay que recordar que en los gloriosos Estados Unidos de América, hay más de 50 millones de personas sin derecho a ningún tipo de cobertura médica. Es impresionante pero uno de los paises más ricos del mundo, es a la vez uno de los más pobres... Allí sólamente tienen la obligación de atenderte en caso de extrema necesidad, accidente, etc... y eso gracias a una ley de 1986 en la que los hospitales no pueden rechazar a pacientes que acudan a urgencias, aunque carezcan de seguro.
Pero por lo demás has de pagarte tu propio seguro médico. Debido a las practicas abusivas de éstos y al bajísimo salario mínimo de alli que ronda los seiscientos dolares (o sea poco más de cuatrocientos euros...) con lo que apenas pueden llegar a final de mes, ha hecho que mucha gente no se lo saquen y sólo vayan al médico cuando es estrictamente necesario.
Éste fin de semana, los voluntarios de la organización Remote Area Medical (RAM) dan turnos para la clínica móvil gratuita que han instalado en el instituto de Grundy, en la cordillera de los Apalaches, uno de los lugares más pobres del país.
En este pueblo de 1.000 habitantes casi no quedan comercios. Los de su única calle cerraron hace años, escaparates rotos de lo que la que fue próspera comunidad minera. Las procesadoras de carbón languidecen oxidadas, en laderas perdidas. No hay trabajo. El paro ronda el 9%, los ingresos son magros y muy pocos disponen de seguro médico. Las colas para acceder a una consulta gratuita fueron impresionantes, había más de un millar de personas desde las tres de la madrugada venidas desde otros puntos del país para que les miraran los voluntarios...
En este día, el doctor ha dado muchas malas noticias. "Enfisemas. Fibrosis. Ha habido incluso un caso de tuberculosis que hemos tenido que aislar", explica.

Este neumólogo sabe como pocos lo injusto que es el sistema sanitario norteamericano. Trata de forma gratuita a quien se lo pide y se puede permitir un viaje hasta Kingsport, en Tennessee, donde tiene su consulta. Pero incluso eso le sabe a poco. Ha montado un cuarto de revelado de radiografías, sellado a la luz, en una camioneta, y acude con él allá adonde se le necesita, sin cobrar. "Es duro decirle a alguien que puede sufrir cáncer", comenta.

Smiddy, con su abnegado altruismo, es una nota al margen en un cruel sistema sanitario que cuesta más de un billón y medio de euros. Como él, cientos de voluntarios acuden a la llamada de san Stan Brock, un hombre de 72 años que ofrece mucho más que esperanza. Desde 1982 lleva a su organización, RAM, a lugares donde era imposible encontrar médicos. Comenzó a operar en el Amazonas. En los noventa, sin embargo, decidió hacer un par de expediciones a Tennessee, en EE UU, donde había una carencia total de doctores. Se quedó. Desde entonces ha montado unas 600 clínicas temporales. En los Apalaches se le venera. Los pacientes le piden autógrafos. Salva vidas.

Desde este año, su clínica llega a grandes ciudades. "En agosto tuvimos que ir a Los Ángeles. Atendimos a unos 6.000 pacientes", dice. Nueva York, Washington y Miami son sus próximas paradas.

Brock mantiene la calma ante dramas personales que a otros les harían llorar. Pero hay algo que le enerva. "En este país existe una norma ilógica que impide a médicos de un Estado prestar servicio gratuito en otro. Por esa medida, siempre vamos cortos de médicos. Sólo hay una excepción: Tennessee, donde cambiaron las leyes después de que yo insistiera mucho". Hasta la caridad es una cláusula más en el gran contrato feroz que es la sanidad en EE UU... Es algo espeluznante que estemos hablando de los gloriosos USA una de las mayores potencias mundiales en armamento, investigación, desarrollo... y que algo tan básico como la atención médica a sus ciudadanos esté más atrasado que otros países humildes del África Subsahariana... Espero que España nunca copie éste atrasado modelo sanitario. Más vale lo malo conocido, que lo yanki por conocer...

No hay comentarios: