¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

viernes, 27 de noviembre de 2009

Ayer, 25 de noviembre, fue el Día Internacional de la eliminación de la Violencia Contra la Mujer


Y lo triste es que en casi ningún periódico, televisión o radio hablaron de ello. Estuve todo el día de ayer esperando que hablaran de ello, hoy continue con la vana esperanza de llamarme a mi mismo bocazas. Me jode, pero una vez más, sabía que iba a tener razón y que no iban a hablar de éste día tabú para ellos..
Más triste y doloroso aún es el hecho de que fue hace sólo diez años cuando la Asamblea General de Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre de cada año como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer. Digo que es triste porque fue en el año 1999. Parece increible, ¿Y todos los años anteriores?
Pensarlo. Pensar hasta qué punto está asumido (desgraciadamente..) en todas nuestras sociedades que la violencia contra la mujer fuera algo natural e inevitable. Como si fuera algo que tuviera que estar ahí.
Menos mal que desde hace unos 25 años todos los movimientos feministas se pusieron manosa a la obra para acabar con los feminicidios y conseguir revertir éste estado de opinión en la sociedad.
Han luchado, luchan y lucharán mucho más aún. Pero todavía queda muchísimo por hacer. Es un execrable hecho que todavía aun hoy, casi en el fin del mundo como muchos dicen...XD, se siga utilizando la violencia contra las mujeres y las niñas de esa forma tan repugnante. Deberían impedirse todas éstas violaciones contra los derechos humanos. Basta ya de trata de blancas, de prostitución "forzosa", de proxenetismo infantil, de obligaciones maritales siendo niñas, de trabajar y no dejarlas estudiar, de la dolorosa y horripilante mutilación genital en las niñas que aún hoy en día se sigue practicando en muchísimas zonas del mundo con el beneplácito de sus dirigentes que miran hacia otro lado mientras las niñas se desangran o pierden media vida en ese maldito crimen.
Desde éstas modestas líneas rendir culto a todas aquellas mujeres luchadoras que buscan un futuro mejor para ellas y para sus hijas y nietas. Que luchan porque haya igualdad REAL de sexos. Que se devanen los sesos a diario por sacar a su familia adelante a pesar de los comentarios o acciones machistas a su derredor.
Gracias a todas aquellas que habeis sufrido, luchado o muerto por defender esos derechos. Os ayudaremos a conseguirlo. Un futuro mejor y un mundo más igualitario para nuestros descendientes.
Tal como hicieron otras muchas mujeres anónimas en el mundo. Como por ejemplo Lydia Cacho, una valiente periodista y escritora mexicana que ha sido insultada, detenida, vejada, torturada ilegalmente por el "doloso delito" de denunciar a las autoridades de Puebla en una red de pederastía (olé tus ovarios, campeona...) o de Suraya Pakzad, una buena señora afgana que ha organizado una red de refugios por todo el pais para ayudar y ocultar a las mujeres víctimas del maltrato en su talibán país.
Y así podríamos estar toda la noche. He puesto un par de ejemplos pero podrían ser miles, tu también querida lectora que luchas a diario para sacar a una familia a diario mientras muchos murmuran y susurran a tus espaldas. Qué les den, sigue luchando. Al final la victoria caerá...

No hay comentarios: