¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Cronicas Asturianas....

Ante todo pediros disculpas por no haberme metido en internet éstos días y haber actualizado mi blog. Pero he estado muy, pero que muy ocupado. He estado éste fin de semana en Asturies. He pasado uno de los mejores fines de semana que he pasado en mucho, muchísimo tiempo. La idea era juntarnos un grupo de amigos y de pasar un fin de semana alejados de nuestro querido Leganés natal para "estar concentrados"(jejeje..) de cara al interesante partido que jugaba nuestro amado C.D.Leganés en tierras asturianas. Más concretamente en la vetusta ciudad ovetense...

Lo peor de todo, como casi siempre en éstos viajes organizados, fue adaptarse a un estricto horario. Y más, mucho más, cuando organizan el viaje dos peñas juntas. Una, que es en la que yo estoy (la Peña Núcleo Duro) y en la que pese ha haber gentes de todas las edades predominando la gente joven siempre ha existido más tolerancia y más predisposición para llegar a un acuerdo con cualquiera, cediendo casi siempre. La otra peña es una peña histórica de anciana gente, la peña C.F.Leganés. Los cuales son gente jubilada (en su inmensa mayoría..), los cuales son conocidos en Leganés como "La Peña de los Viejos". No es que sean mala gente, al contrario, pues son gente normal. Pero son intrasigentes y hay que hacer las cosas como ellos quieren. Lo que hace que siempre haya que dar el brazo a torcer el resto de la humanidad.
Por ejemplo. La santa hora de la salida, si te vas un fin de semana entero. Enterito. Para ver un puto partido de fútbol a Asturias (vale que se tarda seis horas de viaje en bus...), y el partido se juega el domingo a las 19 horas. ¿Porqué carajo se ha de salir el sábado a las putas seis de la mañana? ¡¡Joder, lo mismo no te da tiempo a llegar!!. ¿No se podría salir a las siete o las ocho? No. Hay que joder a los que viven lejos de la estación de Leganés de Renfe y no tienen coche. (no sólo yo que vivo en Madrid, sino algún amigo de Alcorcón, otros del Carrascal,etc...)Con sólo poner la hora una hora más tarde (A las siete...) hubiera valido. Pero no los muy hábiles encima protestan, "Para que salimos tan tarde" dicen. ¡¡Querían salir a las 4 o 5 de la mañana!!.. hala, a joderse. Como ellos no hacen nada en todo el puto día.¿Y los que trabajamos? ¿Y los que hacemos cosas? Pues te buscas la vida si no tienes transporte desde Madrid o Alcorcón hasta allí. Como ellos están al lado de sus cubículos...
Segundo ejemplo que infla las pelotas. Yo no cogí pensión completa porque salí escarmentado el año pasado. Estaba programado ir a Gijón el sábado, hacer allí noche y el domingo por la mañana salir hacia Oviedo y pasar las horas previas del partido por la ciudad... Pero también tienen que protestar. La hora de comida ha de ser a las 14 y la cena a las 21 sino se mosquean, aunque el hotel les diga que a esa hora no puede ser. Pero lo peor no es ésta anécdota. No. Lo peor es que habiendo pagado la santa noche en el hotel, y como todos sabemos tienes hasta las doce de la mañana abonado, hay que bajar a las 9.30 a desayunar y que el autobús salga a las diez de la mañana hacia Oviedo. Como a ellos les conviene. Para que van a pensar en los demás. No pueden bajar ellos a desayunar si les apetece y que luego el autobús salga a las 12 (que sería lo más normal, y así los que salimos por la noche nos da tiempo a dormir algo..) Pues no, tiene que ser a las 10. Después de un tira y afloja, ceden sus santos bemoles un poco y ha de ser a las 11. (Pero ya nos habíamos despertado todos, que para el caso es igual... lo suyo hubiera sido decidirlo el día anterior) Y encima para que luego la mitad no entren al fútbol, vaya forma de apoyar al equipo.
Eso fue lo malo. Lo bueno fue todo lo demás. Después de un viaje bastante ameno. De risas, recordatorios de pequeñas y divertidas anécdotas de otros viajes, visionados de históricos partidos de fútbol en el que auténticas estrellas del fútbol mundial dejaban su huella por el histórico municipal pepinero como eran Eto´o, Alfredo, Unanua,etc... Así se nos pasó el viaje rápido, incluido la excesiva parada de una hora en un sitio de esos típicos de para que te cobran mucho por un mal servicio y un peor bocata. Pero finalmente todas esas cosas se perdonaban por disfrutar de una buen fin de semana en compañía de los hermanos de sentimiento.
Al llegar a Gijón cada uno fue a "su bola" haciendo lo que más le interesaba, la mayoría se fueron de turismo o sencillamente a dejarse perder por esas maravillosas calles medievales. Aún lo bueno estaba por llegar.
Quedamos por la noche y se salió en varios grupos. En el que yo estaba, después de ir a cenar nos fuimos a tomar algo al Lavaderu, histórica plaza céntrica de Gijón rodeada de Sidrerías y de gente que sabía escanciar la sidra. Y llegamos nosotros..
Sin saber escanciar mucho y desperciando más sidra de la que bebíamos, entre fotos y risas, decidimos poner un tapón a la botella para que algo cayera dentro y poder disfrutar del innigualables sabor de la sidra natural, bastante mejor y más elaborado que el artificial de la otra gaseada sidra.
Tras unas seis botellas o cincuenta, nos fuimos a los garitos de la zona. Entramos en uno típico para probar y fue como si entráramos en un paraiso de mujeres huríes. Por cada hombre, había tres mujeres. No pensábamos en ligar con nadie. Pero oye, hay que reconocer que visualmente eso atrae mucho. Encima el bar era bastante curioso, teniendo como varios bares dentro de uno, con sus pistas y ambientes diferenciados.. Después de otras cuantas mahous la verdad que todo daba igual, incluso cuando entraron varios miembros de la peña ultra del sporting cantando y diciendonos que ganaramos al oviedo...
Al día siguiente, con el cansancio, algo de resacón y muy pocas horas dormidas por la mayoría de los expedicionarios por tierras de Don Pelayo, nos fuimos hasta Oviedo, y tras un corto viaje, asaltamos la histórica ciudad con cánticos, más risas y pese al cansancio unas locas ganas de que llegara la hora del partido. En la visita por la ciudad nos encontramos con la primera plantilla y el cuerpo técnico. Fotos, charla, bromas... Y asi hasta encontrarnos con que en la calle de la sidrería había una fiesta de las bodegas y peñas ovetenses en las que invitaban a los turistas a los vasitos de sidra dulce que quisieras. Lo intenté, de verdad que intenté gorronear, pero eran demasiados dulce amanzanada para mí, y tras tres vasitos recliné las generosas invitaciones norteñas.
Después de una entretenida comida (sólo interrumpida por la torpeza y carencia de educación de los camareros de la centrica sidrería en la que comimos y que no quiero ni recordar su nombre) y del consiguiente acople. La gente decidió en un gesto de agonía sin precedentes, irse ya para el estadio (vale, estábamos lejos,lo reconozco pero aún quedaban casi cuatro horas para el partido...) Evidentemente llegamos allí muy pronto, y tras admirar el bonito y coqueto estadio del Real Oviedo, unos se fueron a dormir la siesta, otros a descansar un poco o pasear por los ignotos alrededores y servidor y un reducido e irreductible grupo se fueron a buscar un bareto. Ya que estábamos de fiesta, pues tonterías las justas que quereis que os diga. Después de buscar un rato y atravesar dos estadios de fútbol..XD (es en serio, atravesamos el Carlos Tartiere y el del Astur FC, que no tengo ni pajolera idea como se llama..) llegamos milagrosamente a encontrar un santo bar. La sede de la Peña Azul del Oviedo, tras las dudadas inciales decidí entrar y todos me siguieron (no pensaba estar otra media hora andando y buscando un jodido bar, si me querían linchar que así fuera pero estaba demasiado cansado y sediento para buscar otro sitio...)
Cuán errados estábamos en nuestros temores. La gente del bar nos trató muy bien (tanto el astur camarero al que no se le entendía ni la mitad de las cosas, y que hablaba raru, raru... como los clientes habituales) y tras un par de cervezas nos encaminamos de vuelta al estadio a recoger toda la parafernalia futbolera...
Y tras un partido en el que lo mejor fue, (una vez más para que engañarnos..) la impresionante afición, la cual no paró de cantar y animar en todo momento, nos volvimos a casa un poco jodidos pensando en el largo viaje de vuelta y esas cosas futboleras que nos dan... Pero aún así, todavía estuvimos de cachondeo la mayor parte del viaje hasta que nos nuestros cuerpos cayeron cansados y rendidos, llegando destrozados a Leganés cerca de las cuatro de la mañana.. Y el Lunes a currar, es lo que hay.

1 comentario:

Anónimo dijo...

puta sporting puxa aviles