¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

jueves, 31 de diciembre de 2009

Otro año más u ¿Otro año menos?

Aqui seguimos con éstas magníficas fiestas. Es increíble lo estúpido que es el ser humano. Ya no importa que casi cuatro millones de personas estén en paro. No importa que la tía o la abuela esté casi dos años para que la hagan la operación esa que la trae de cabeza. Apenas recordamos como hemos pagado casi la mitad de las ganancias del año a esos buitres recaudatorios que sólo se acuerdan del obrero para pedir dinero pero que a las clases altas les dejan hacer sociedades donde justificarse y pagar menos impuestos que las clases medias o bajas. Y lo peor es que nos da igual..
Ahora todos somos felices. Todos reimos sin motivos. Ahora vemos por la calle a la gente que no conocemos de nada y les felicitamos las fiestas.. ¿Porqué no haremos eso todo el año, cuando normalmente rehuimos a la gente que no conocemos? Te preguntas vagamente pero enseguida contemplas como ha quedado la terraza de algún vecino estúpido que quiere gastar más electricidad en un mes que algún pais pobre o cuando observas al vigesimo noveno papa noel que está colgado "graciosamente" de alguna terraza y al momento te olvidas de cuestiones morales y te dejas absorber estúpidamente por el maldito espíritu navideño.
No empiezes otra vez con eso, me reiteran hasta la saciedad vecinos y familiares. Estas fechas son para disfrutar y para estar con los tuyos. ¿En éstas fechas la gente no pasa hambre? ¿Acaso en éstos días no mueren niños de inanición? ¿No maltratan a animales con la excusa de servir al ser humano? ¿No juzgan y encarcelan a los pobres mientras los ricos hacen el paripé y en unos días salen de esos centros infernales? ¿No me dí cuenta de que se abolió todo eso?
No. Desgraciadamente todo eso que me comentas sigue. Me reprende algún familiar obstinado, pero éstas fechas son para perdonar y olvidar, me dice creyendo que es un sabio de la antiguedad o algo.
¿Perdonar? ¿Olvidar? No. No puedo perdonar ni olvidar. Nunca perdonaré ni olvidaré esa maldad gratuita. Ese daño que nos hacen los otros 360 días del año. ¿Cómo olvidar por comer cuatro langostinos y beber tres sidras? ¿Tan bajo hemos caído?
Y la respuesta quedó en el olvido. Por eso yo me pregunto, ¿Un año más o un año menos hacia la igualdad y la lucha de clases?
No me digais la respuesta. Casi me da miedo saber la respuesta.

No hay comentarios: