¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

lunes, 7 de diciembre de 2009

A través de las ondas naufragas en los debates..






Debido a mi condición intrínseca de "noctámbulo" de la cual es muy difícil separarme por la noche tengo bastante tiempo que suelo dedicar a varias actividades: una de ellas (y de mis favoritas..) es leer, aunque también me gusta naufragar en la red, echarme unas partidillas a algún juego de estrategia o ponerme a escribir nuevas historias o en éste blog o en un folio (como toda la santa vida, con bolígrafo y papel...).
Cuando me pongo en actividades que no necesito concentración máxima (o sea ni leer ni escribir...) suelo escuchar la radio, y a veces dejo la música para oir diferentes programas. Hoy he vuelto a escuchar un programa de esos de una cadena "pseudo-cristiana-derechista" en el que hablaban sobre el tema estrella de éstos días: el cortar la conexión a las páginas que permiten el libre intercambio entre usuarios y sus descargas de p2p (o sea intercambio de archivos..)
Es impresionante como se puede llenar un plató de gente Zafia, estúpida, banal e inculta sobre un tema. La mayoría de los que estaban ahí tenían tanta ídea sobre el tema en cuestión como yo del románico de la Edad Media. Alucino. Invitan a un montón de gente y... ¡¡Nadie sabía nada del tema!!. Todos han empezado hablando de eso y han desvariado: Qué si la SGAE es necesaria, que defiende los derechos de los artistas... ¡¡¡Qué me está contando oiga!!! ¿Qué es necesaria para qué? Para quitarles un poco más de dinero a los ya mal pagados músicos. ¿Dónde van a parar el 90 % de los beneficios de cada trabajo musical? Pues al músico no. Al músico va sólo el diez por ciento, y eso los afortunados o los que venden discos como churros.
Encima han defendido la pseudo-patética-manifestación de los artistas exigiendo al gobierno el cese de las páginas de intercambio de archivos. Es alucinante, tanto que hablan si no fuera por esas páginas la mitad de los que estaban ahí no hubieran vendido ni la octava parte de los discos que han vendido.
Pero lo mejor ha estado casi al final, cuando ha llamado un señor bastante culto, educado y que sabía bastante del tema. El buen hombre nos ha informado de que lleva años apuntado a la SGAE, que es autor, que respeta los derechos de autor, pero que los beneficios de la SGAE le han dado para.... ¡¡Rollos de papel higiénico!! pero que no sean del caro, apuntaba éste buen autor con una increíble dosis de humor.
Al pobre se le ha echado encima el rebaño de arpías hambrientas de enemigo que había en la cuadra estudio.
Y él muy tranquilo termina su intervención preguntándoles si alguno de los que estaban ahí les podía explicar cifras en mano dónde iban a parar los veinte euros de cada cd, que porqué a él sólo le llegaba un euro de cada lp (Y cuando le llegaba, claro...) o para qué servía ser socio de la sgae, que qué beneficios conllevaba eso.
Al principìo todos callaron como, como... bueno como eso. Y después todos se le echaron encima hablando todos a la vez, insultándole y saltando por las ramas.
Finalmente cuando todos dejaron de ladrar y esperaron que contestara el buen señor, éste habría colgado hace mucho tiempo presa del horror más absoluto. De pensar cómo esa gente tan vulgar y grosera puede llegar a ganar mucho dinero con su desgracias y ni siquiera saben hablar ni comportarse, y de como un artista se muere de hambre porque todo el mundo quiere vivir de su trabajo, caso especialmente doloroso en éste caso, en el de una asociación que debería defender sus derechos. Debería pero no lo hace... ¿Porqué? Buena pregunta.

No hay comentarios: