¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

domingo, 30 de mayo de 2010

¿Amistad? Bonita Palabra...


Me cago en eso que llaman amistad. Está claro que existe pero no como la creemos, no como la supra-valoramos.
¿Qué es la amistad? ¿Porqué somos amigos de unos y de otros no? ¿Cuanto hemos de ceder en la amistad? Pues mucho más de lo que creemos. Amistad como la creemos, como la consideramos y como la tratamos es muy difícil de conservar. No es muy difícil llegar a hacer amistad, en mayor o menor grado. Pero conservarla es mucho, pero que mucho más difícil. Te crees que tienes amigos, das todo por ellos. Normalmente si esperar nada a cambio, coincides en muchas cosas pero en cuanto haya dos veces (Que triste, sólo dos veces...) en las que no coincidas con ellos, en cuanto no hagas lo que quieras ya no son tus amigos o la relación se resiente.
Desgraciadamente puedo hablar de éste tema mucho mejor de lo que yo desearía. Me han dado tantas, pero que tantas hostias a lo largo de mi vida que ya no me duele ni las hostias ni la caída; duele la forma en las que te las dan. ¿Es tan difícil entender que cada uno, uno es?. Con sus manías, sus virtudes, defectos, caprichos, necesidades, gustos...etc. Pues aunque parezca fácil de entender para algunas personas es muy, pero que muy difícil.
Me gustaría poner casos concretos, es más en muchas ocasiones podría hasta dar los nombres, situación y fechas (desgraciadamente algunos demasiados recientes, tanto que lloro al recordarlo...) pero no merece remover la mierda. Huele mucho más. Mejor tirar de la cadena y punto. ¿Porqué toda tu puta amistad la basas es en ver cuatro partidos de fútbol/o conciertos juntos aunque sean en la otra punta del mundo? ¿No recuerdas los ratos pasados juntos, las risas, las bromas, los ratos de ocio? ¿Tan frágil es tu memoria?
¿Ya no recuerdas las veces que hemos reído juntos, o las que hemos soñado juntos o las que nos hemos emborrachados juntos? ¿Tan débil es tu espíritu? ¿Tanto te afectan las críticas sociales? ¿No puedes aceptarme como soy?
No creía que llegaría éste punto en el que tantísimos amigos divinos de la muerte que he tenido, han sostenido o mantenido su amistad por cosas tan tristes, mundanas y triviales como el fútbol, la música o la noche. ¿si me voy al otro lado de la grada ya no eres mi amigo después de años sufriendo juntos? ¿Si en un concierto no me apetece estar sentado y prefiero irme adelante de pie tampoco? ¿Y si un día ...? En eso, sólo en éstas cosas...¿Has basado nuestra amistad? ¿No había nada más allá? ¿De verdad que no? Pues entonces vete de mi lado. No me hagas más daño. No me mires más. No me des más asco, vete.

No hay comentarios: