¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

domingo, 10 de octubre de 2010

La subnormalidad del siglo, dicha por uno que se cree Dios en el PP de Leganés. (Zas! patada en la boca)






Analizando los escritos publicados por el presidente del PP de Leganés, Jesús Gómez en las revistas del grupo Libertad Digital'Ideas''La ilustración liberal'.
En esta ocasión Gómez vuelve a cargar sobre la Educación Pública. En el texto publicado bajo el título “Los principios de la legislación española sobre la educación”, que aparecía en el número 8 de la revista La Ilustración Liberal,  Jesús Gómez afirma que: “No existen razones objetivas para considerar que la educación es un servicio que sólo el Estado puede proporcionar u homologar (la educación en el pasado era privada) y recordar los estragos causados por la educación estatal en la Alemania hitleriana y en la Unión Soviética y los países comunistas”.
El presidente de los populares cree justificado que si la educación debe subvencionarse porque genera un beneficio social, también el Estado debería asumir otros elementos que mejoren la convivencia. “ […] En cuanto a los efectos externos que benefician a terceros (menores índices de delincuencia, por ejemplo), sin entrar a valorar la veracidad de tales afirmaciones (existen serias dudas al respecto), aplicando el mismo principio también deberían subvencionarse los buenos trajes, los artículos de belleza y los de higiene personal, ya que la belleza también resulta agradable para quien la contempla, y hay terceros que se benefician de mi higiene personal, al no tener que soportar mi olor corporal o mi aspecto desaliñado. […]”.
Gómez también creía necesario revisar la edad -16 años- en la que se establece la duración de la enseñanza obligatoria. El popular no cree que esta edad sea la acertada, y propone reducirla. Lo justifica así: “Ya de por sí es una barbaridad que la edad mínima laboral sea los 16 años. […] En esto, como en tantas otras cosas, el Estado debería abstenerse de fijar límites. El trabajo es una de las mejores escuelas que puede haber, y no existe mejor forma de "prepararse para la vida activa." Además, existen profesiones que requieren una iniciación muy temprana (la música es un buen ejemplo), y también existen familias que necesitan de la aportación económica que el trabajo de los hijos pueda proporcionar”.
La secta más criminal que la Historia haya visto
Pero sin duda, las afirmaciones más duras las realiza al cuestionar el valor y la necesidad de la educación que se imparte en los centros públicos. Al hablar de los contenidos educativos, y bajo el epígrafe titulado "Plan de Estudios estatal", Jesús Gómez realiza una afirmación sorprendente: "Si concedemos al Estado la suprema capacidad de decidir los límites de la libertad religiosa, lo que es una "secta", y lo que constituye una educación "integral", habremos entronizado el despotismo. Por el mismo expediente, habría que desposeer a los padres comunistas de la tutela de sus hijos, por pertenecer a la secta más criminal que la Historia jamás haya visto y por inculcar a sus hijos una representación teórica de la realidad absolutamente falsa que les provocará en el futuro serios problemas de adaptación social y un agudo sentimiento de infelicidad; y acto seguido enviar a estos niños (y a los padres también) sin pérdida de tiempo a un "campo de reeducación".
En nuestro próximo número ofreceremos una nueva entrega de las mejores frases escritas por Jesús Gómez en Libertad Digital.

No hay comentarios: