¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

sábado, 13 de noviembre de 2010

Tres años sin ti. Hasta siempre, hermano..





 A mucha gente ya se le habrá olvidado aquel fatídico día del 11 de noviembre del 2007. Pero hay muchos otros a los que no se nos podrá olvidar nunca aquel sanguinario día. Por muchas experiencias que sintamos y por muchas cosas en la vida que hagamos nunca podremos olvidar como aquel hijo de puta de nazi-militar arrebataba la vida a un chaval joven por ser de una ideología totalmente opuesta a la suya. El muy cerdo le arrancó la vida de un suspiro. Sin pensárselo dos veces le hundió su navaja hasta lo más hondo de su alma, de nuestro alma... Porqué desde aquel sábado 11 de noviembre en la que Carlos y un grupo de colegas volvían de una manifestación contra el fascismo y tuvieron la desgracia de cruzarse con un asesino ya nada ha vuelto a ser lo mismo. Los nazis lo utilizan como un reclamo para su estúpida causa y los antifascistas lo recordamos como una vida joven arrebatada por la sinrazón de la barbarie y la estupidez.
Para recordar que la lucha está más viva que nunca hubo una concentración el pasado jueves 11 de noviembre a las 20 horas en la salida del metro dónde Carlos perdió su vida. A la misma fueron más de 500 personas con pancartas, banderas y entonando consignas, que desgraciadamente, nunca pasarán de moda por culpa de éstos cabezas huecas (bone heads) que últimamente están más vivos que nunca. Éstos nazis sin escrúpulos les echan la culpa de sus problemas a los inmigrantes. Tanto de trabajo como de lo mal que va el país; pero nada quieren saber de la riqueza laboral, cultural y social que nos han dado los que han venido de fuera a trabajar.
Una contra-manifestación nazi intentó llegar hasta el metro Legazpi pero las fuertes medidas de seguridad policiales y también que había bastante gente recordando a Carlos Palomino hizo que los bone heads decidieran darse la vuelta o algunos, esperar a que alguien se despistara para cazarle.... No tengáis miedo. Tenemos razón y somos muchos más que ellos... ¡Hasta siempre, Carlos! ¡¡ Carlos hermano, nosotros no olvidamos !!

No hay comentarios: