¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Golpea mejor el que golpea primero


Grandísimo el artículo que nos han mandado de un gran periodista y mejor rayista de la maravillosa web independiente de rayoherald.com. Comenta la actualidad rayista y es incisivo con la pantomima de cena de la Federación de Peñas rayistas que se hizo el pasado viernes en el conocido restaurante Cota del mismísimo estadio de Vallekas. Aquí nuestro amigo  Alonso Quijano de éste medio informático nos hace el resumen. Gracias por la colaboración, para un rayista como yo es un gran honor. Salud y entreteneros leyéndolo.,

 



 Alonso Quijano


Golpea mejor el que golpea primero

Madrid, 6 de December de 2010 a las 17:47 h | Redacción Rayoherald.com | A. Quijano - comment13 Comentarios        
Ya me lo contaba el pasado miércoles mi amigo Enrique en un encuentro furtivo en la calle Jorge Juan, con más testigos de los deseados y a eso de las 21 horas para más detalles. Leyendo entre sus líneas, como siempre, me dejó caer que las consecuencias son inevitables y que golpea mejor el que golpea primero.
Entre cerveza y cerveza, casi sin dejarme hablar, el hombre delgado me recordó unos consejos que guardaba en papel desde hace veinte años. Me habló de destellos de magia, de los besos de la traición y de construir una senda que pueda recorrer. Regresé caminando a casa, olvidando las islas, pensando en Vallecas y en esa senda. El domingo, ya jugando en casa, disfruté de un par de derechazos con firma argentina en menos de un minuto y me dispuse a partir hacia Salamanca. Pero antes, unas líneas.
Illa, illa, illa, Maravilla
Me ha parecido ver a Del Bosque escondido tras un periódico y unas gafas de sol en tribuna. Lo prometo. Movilla selección. Ahora o nunca. Unos días quiero echarle de Vallecas a patadas y otros sacarle a hombros por la Albufera. Lo del domingo contra el Girona fue de traca. Si llega a marcar una de las tres que tuvo tiene que saludar desde los medios. Profesional ejemplar y de vuelta de todo. Sale recién duchado y en chándal, nada de ropita fashion, le preguntan por el ascenso y te recuerda lo que pasó el año pasado después del parón navideño con Mel en la cocina. Impecable.
Panda de niñatos
Hasta las témporas de niños pijos que hacen esperar a los aficionados porque no tienen suficiente protagonismo con las portadas de todos los días. Ya sólo les falta que les televisen hasta su viaje en autobús. Envueltos en millones de euros se dedican se dedican a chulear al personal con total impunidad. Los otros chulos, los de blanco que habitan esta villa y corte, lo intentaron hace poco con una pantomima en Amsterdam y les han dado mandobles hasta en el carnet. Sandoval, a todos estos los espero en Vallecas el año que viene. En tus manos lo dejo. Lamentable.
Desde Colombia con amor
Con una rodilla destrozada hace un año en A Coruña, llegó al Rayo de tapado y con unos DVD bajo el brazo, de cuando jugaba en el Leixoes portugués. Le ha regalado un tercio de liga a Casado y contra el Girona parecía el dueño de la banda izquierda. Me cuentan que su padre y su hermano pequeño eran los más felices en la gélida tarde vallecana. Se lo merecen por lo que han pasado. ¿Presión? La de debutar con dieciséis años en la 1ª división colombiana. Problema tiene Sandoval cuando los de la izquierda crecen tan exponencialmente como decrecen los diestros, porque Coke no está como estaba y Tito no es aún garantía fiable 100%.
Todos a Salamanca
Ese fondo del Helmántico tiene que atronar desde una hora antes. Así se ganan los partidos en el frío castellano. Llevamos desde septiembre esperando ese golpe en la mesa fuera de Vallecas, y la historia nos reserva la ciudad charra año tras año. Allí se certificó el descenso al infierno hace ya siete años, entre lágrimas y sollozos.
Si los Aganzo, Armenteros y Trejo están en su nivel, el Rayo es imparable. Antes de que se me olvide, déjenme que les de unos números. Ocho puntos fuera de casa. Los otros veintidós son de local. El Rayo está en 1ª división más que de sobra si todo sigue igual. La cuenta es fácil hasta para los de letras como yo: treinta puntos en quince partidos son ochenta y cuatro al final de liga. Nota para los nerviosos: con Miñambres, veintidós puntos en diechiocho partidos.
Berjano y su bufanda del Rayo
Me cuentan los del Herald que no se la quitó ni en los postres. Será que hacía fresco en el Cota. Allí estaba el policía justiciero celebrando el aniversario de las peñas rayistas como uno más, tan feliz. ¿Se sabrá el himno? Yo le habría invitado, no lo duden, pero le había hecho cenar metido en una jaula de esas que venden para loros y lagartos varios. Eso sí, con su alpiste, su lechuga y su agua fresquita. ¿Qué apoya una patita en los barrotes? ¡Zas!, una hostia y 3.000 euros de multa. ¡Que vienen muy bien para viajar a Salamanca!

No hay comentarios: