¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

martes, 14 de diciembre de 2010

Otros derechazos del gobierno. Objetivo que no miremos a nuestro alrededor





Tras reunirse con los 37 empresarios más poderosos del país, el
Presidente del Gobierno DECRETÓ nuevas medidas
antisociales contra más de 45.000.000 de ciudadan@s para
privatizar parte de nuestros bienes públicos (AE&A, Loterías)
o eliminar la ayuda a las personas en paro.
Ese mismo día, para distraernos, provocó un conflicto laboral  
anunciado y generado por un decreto anterior; y que “solucionó” a
través de la militarización, que la mayoría de la sociedad y gracias
a los unánimes medios de comunicación vio como la solución
idónea. En Correos, también tuvimos militarizaciones, la
última el año 1976 (ver cuadro lateral), con Franco todavía
templado, y se utilizó también para intentar paralizar otro
conflicto laboral.
El estado de alarma y la militarización es una cortina de humo
para muchos, pero fundamentalmente para: los hogares que
ahora no les entran ni 425€; para el colectivo de más de 12.000
trabajador@s del ente público AE&A, que van a comprobar
cómo, por ahora, solo son públicos en un 51%, ya que
privatizan barato para sus amigos el 49% restante, y para el
personal de Loterías y Apuestas, tanto laboral como funcionario
que ve su futuro en el aire siendo su controlador un Gobierno para
el que todo es privatizable; sus preocupaciones estaban en un
BOE que privatiza, por ahora, un 30% de sus puestos de
trabajo en el ¿sector público?.
A mediados de año se planteó un Plan B de salida de la crisis con
la posible privatización de algunas empresas, y como globo
sonda se habló de Aena, Renfe, Correos....; y el 1 de diciembre en
el Telediario de TVE2, cometían el “error” de indicar que “El
Gobierno pondrá en manos privadas la gestión de Correos”
Parte del Plan B de las privatizaciones se inicio el 3 de diciembre,
con el 49% de Aena y del 30% de Loterías; dejando a Correos,
por el momento, fuera de la golosa y deseada tarta que el
capital privado está ansiosa por echar el diente.
Pero ese día también se aprobaron otras medidas que continúan
14/12/10: Faltan 16 días para la liberalización del Sector Postal, con un Proyecto de Ley Postal mortal y PRIVATIZA&DO lo de tod@s
recortando todavía más los derechos sociales, como son:
• Que el personal funcionario de nuevo ingreso, cotizará al Régimen General de la Seguridad Social y no a MUFACE. En
MUFACE se mantendrá el personal funcionario que actualmente está incluido. ¿Qué puede significar esto? ¿Extinción
de las Clases Pasivas y recortes o supresión de las prestaciones?, ¿se podrá mantener el sistema si se reducen o
eliminan las clases activas que sustentan a las clases pasivas?
• Eliminación de la ayuda de 426 € a las personas en paro.
• Privatización definitiva de las oficinas de colocación.
• Rebaja fiscal a las PYMES.
Todas estas medidas han sido diseñadas para pagar la deuda pública; es decir, para pagar el dinero que
“prestaron” a los bancos (150.000 millones el año pasado). En definitiva, sacar dinero a los pobres para
entregarlo a los ricos; Zapatero: el anti-Robin Hood.
Ahora mismo, estas dos medio-privatizaciones están siendo silenciadas por los medios o justificadas con titulares
como: “El Gobierno prevé obtener 8.900 millones de euros con la venta de la mitad de Aena. Este dinero es el
equivalente a seis veces el ahorro conseguido con la congelación de las pensiones”. A la vez el Gobierno títere se
ha marcado el 28 de enero para aprobar la reforma de la edad de jubilación hasta los 67 años demostrando que no le
tiembla la mano derecha con medidas anti-sociales.
En CGT no descartamos que frente a las presiones de la derecha económica, la siguiente sumisión de nuestros
gobernantes pase por una privatización parcial o total de Correos.
Si no lo hace ahora, quizás sea por estar todavía en trámite la Ley Postal y con el colectivo de Correos movilizado.
Una vez aprobada (el Gobierno tiene garantizados suficientes apoyos parlamentarios) y clarificadas las reglas de
juego del mercado postal y de la prestación del SPU, sería cuando habría mejores condiciones para que se
produjera la venta. La Ley Postal, debido al regalo que hace a los operadores privados, impulsará un importante
bajón en la carga de trabajo; por insuficiente financiación, rebaja de obligaciones de servicio público; esto va a
producir una importante reducción de plantilla en Correos que “mejorará” las condiciones para los futuros
“propietarios” ya que tendrá menos “cargas”.
A pesar de que algunos sindicatos estén por un lado hablando de apagón, por otro parecen ser los iluminados
de un deslumbrante futuro, con laborales de Correos yéndose a otros ministerios, “publicitando” en su versión
“movilizadora” 7.000 trabajadores menos en 2 años y por otro asegurando en su versión pre-electoral 6.000 más en
otros 2, o reduciendo la temporalidad en 12 puntos; bla, bla, bla… u oro, incienso y mirra como decían Gaspar,
Melchor y Baltasar.
En CGT preferimos hablar de realidades y luchar por mejorarlas; y para hacerlo, como colectivo debemos
estar atent@s, informad@s, concienciad@s y exigir firmemente ser consultad@s antes de cualquier firma de
Convenio o Acuerdo Funcionarial que entre líneas algunos sindicatos dejan entrever a espaldas de l@s
trabajador@s.
Todos los derechos que se tienen en la actualidad, se han obtenido fundamentalmente de la lucha que
colectivamente hemos hecho tod@s l@s trabajador@s y ciudadan@s, y la resistencia frente a las
imposiciones empresariales o gubernativas. L@s trabajador@s de Correos históricamente hemos sido un
colectivo resistente padeciendo al menos 3 militarizaciones del servicio por poner en jaque al Estado
bloqueando el servicio postal.
En CGT, recordamos a todo el colectivo de Correos que nuestro futuro está de nuevo en juego, bien por la
sumisión de nuestros gobernantes, la traición sindical o la pasividad social o laboral, que pueden suponer desde
un nuevo Convenio o Acuerdo funcionarial con mayores retrocesos o laborizaciones, una Ley Postal desmanteladora de Correos o una próxima privatización.

No hay comentarios: