¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 16 de marzo de 2011

"NO ESTÁS SÓLO" por Luis Celaá Morales





  " Abro los ojos y no me lo puedo creer. Los vuelvo a cerrar. Debe ser un mal sueño, me digo intentando convencerme. Pero no. No es una pesadilla, tampoco es un mal sueño ni una película. Es lo que está pasando en nuestro país. Primero intentaron dividirnos. Sí. A nosotros la clase obrera. Intentaron meternos ideas capitalistas en la cabeza. Parece ser que durante un tiempo les funcionó. Algunos de los nuestros se cambiaron "de bando". Parecía increíble pero era verdad. Muchos les daban la razón a los bancos, al capital a esas ídeas supuestamente progresivas que se resumen en intentar tener más dinero que el otro. En intentar escalar "posiciones" a costa de "pisar" a tus amigos, compañeros, etc. Pero eso no les funcionó mucho tiempo. Unos pocos empezaron a abrir los ojos. ¿Qué nos está pasando? ¿Porqué nos dejamos manipular? Entonces durante un breve período de tiempo, la gente se empezó a organizarse en sindicatos. Organizaban manifestaciones, convocatorias, pegaban carteles, luchaban contra el poder establecido.. Fue una buena época. Como luchaba la gente pese a la represión del gobierno. Yo, por edad, no lo viví. Pero me lo ha contado tantas veces mi padre y alguno de sus amigos que es como si lo hubiera vivido. Llegó la democracia. Se hizo una elegante constitución. Todo parecía muy bonito. Pero claro, nunca  llueve a gusto de todos. Ellos volvieron a intentar a que las cosas fueran como antes. Sacaron los tanques a la calle, entraron en aquel sitio dónde se supone que los políticos hablan para arreglar los problemas de la gente común. Afortunadamente no les salió bien pero aún así arrastramos aún esas pequeñas secuelas de aquel día. Su Alteza Real, don Juan Carlos I sigue "reinando a todos los españoles". ¿Porqué? Pues porqué lo puso un señor que era dictador y así lo dejaron en la constitución. Se supone que hace muchas cosas pero es una figura "pasiva". Pero ese, pese al gasto que supone el mantenimiento y viajes de la Casa Real, no es el mayor de los problemas. Tenemos problemas más acuciantes. Como por ejemplo la cantidad de gastos estúpidos que nos cargan a los españoles a través de "Dietas para políticos" y otras cosas, como por ejemplo Coches oficiales, Reuniones absurdas con todos los gastos pagados con algún dirigente de un pequeño país que ha amasado una gran fortuna a base de explotar bien a sus sufridos súbditos. Hubo gente que se dio cuenta de esas cosas. Pero entonces llegaron las televisiones digitales. Pusieron el fútbol muy barato. Ya no había que bajar a los bares ni a las plazas para verlos ni relacionarse con la gente. Ahora por poco dinero puedes estar todo el fin de semana viendo fútbol. Eso está bien pensaron ellos, ahí tenemos a unos cuantos que están tan abotargados con el fútbol que no lucharán. Sólo trabajarán y verán fútbol. Les pondremos tanto fútbol que no les dejará tiempo a pensar en otras cosas... Pero aún así, había una inmensa minoría (les gustara el fútbol o no) que no tragaron. Siguieron viendo los problemas. Esa minoría no tragó con las separaciones políticas. No quiso tragar con el capitalismo. No ha querido tragar con estar todo el día viendo la tele en casa y  esa pequeña minoría sigue estando ahí. Esa minoría piensa, actúa e intenta luchar por todos los medios disponibles. A veces no tienen casi dinero para pagar gastos. Muchas veces tienen tan poco tiempo libre que tienen que hacer malabarismos para sacar tiempo de dónde no lo hay recortándolo de ver a sus hijos, familia o de su propio ocio. Se organizan en pequeñas asociaciones. Bien de vecinos o bien de amigos. Ellos están ahí. Son pocos pero al menos, se que siempre habrá alguien que lucha por los derechos de los humildes, de los trabajadores. Se que no estoy sólo. Antes creía que eramos pocos. No somos muchos pero al menos se que hay más gente como yo. Y pese a esos grandes problemas que acucian a nuestro país como: paro, terrorismo, falta de derechos laborales, clasismo, sexismo, etc; pese a esos problemas a veces tengo la osadía de reír. Sí. Puedo reír porqué se que hay gente con la que puedo contar. Gracias."

No hay comentarios: