¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

lunes, 20 de junio de 2011

19 de Junio. Una fecha para recordar. Ya no lo podrán parar...







 
 - Tenía muy claro que había que ir a la manifestación convocada por diversos grupos con destino Congreso de los Diputados. Lo que no tenía tan claro era cual de las 6 rutas alternativas (gráfico que pusimos en éste blog el jueves pasado) debía tomar.
 - Finalmente acabé dudando entre la ruta de Vallekas y la de Leganés. Por cercanía a mi domicilio estaba claro que la que más me convenía era la de Vallekas. Además era más convincente porque desde el pueblo de vallekas hasta Pacífico (dónde vivo habitualmente..jejeje) es cuesta abajo y se lleva mejor que la de Leganés. Pasaban por delante de mi casa y además era una ruta fácil de andar y de llevar a cabo, pues no eran muchos kilómetros y estaba programada que pasara a una hora tardía (por mi barrio se supone que pasaría sobre las 12.50)
  - Tras mucho pensármelo, me decanté por la de Leganés. Con la excusa de la manifestación me fuí el sábado por la tarde para Leganés. Muchos colegas que ver y unos cuantos bares que me esperaban ansiosos hasta horas tardías de la madrugada hicieron el resto...
  - Siempre se aconseja que la noche anterior a una gran "pateada" se descanse un mínimo de ocho horas seguidas, no se beba alcohol y se descanse para tener el cuerpo en plena forma para el día siguiente. Pues bien, ninguna de esas normas cumplí. Soy lo peor. Dormí apenas dos horas, bebí una excesiva cantidad de alcohol que a buen seguro que mi pobre cuerpo no pudo reciclar y no descanse nada de nada. Pero bueno, era una ocasión especial. De esas que luego te arrepientes toda la vida si no lo haces.
 - Como un clavo, a las nueve de la mañana había más de cien personas esperando desde Leganés Central llegados desde varios puntos de la zona sur (Fuenlabrada, Humanes, Alcorcón, Móstoles, La Fortuna...) según fuimos caminando se fue agregando más gente hasta llegar a la glorieta de los cabezones.
 - Risas, ilusiones, cánticos, viejos colegas de manifestaciones con los que abrazarte y charlar un poco...     Los que vamos a éste tipo de eventos se de lo que hablo. Casi siempre vamos los mismos a las marchas, concentraciones, manifestaciones... Pero ésta vez era distinto. Gente de todo tipo de ideología, de cualquier razón social o edad. Personas que pocas veces han estado en alguna manifestación o hacía mucho que no iban a ninguna. Algo se mueve en el aire. Son vientos nuevos. La gente estaba dormida y por fin ha despertado. Aunque me muriese mañana, daría gracias al destino por haberme dejado participar en el despertar de una sociedad aletargada hasta no poder más. Pese a las mentiras constantes de los manipulados medios de comunicación, de los insultos de los traidores a la clase obrera o de los continuos comentarios de los que no se enteran/no se quieren enterar (Mientras caminábamos hacia Carabanchel, mucha gente nos alentaba pero otros muchos hacían comentarios del tipo: "¿Pero éstos que quieren, una anarquía?" o éste más simpático que deben haber leído en The Reason o The World, "¿Tantos perroflautas hay en Madrid?". Amén de una oleada de insultos desde humildes ventanas que sólo servían para unirnos más y cantar con más fuerza)
 - Entrando por Carabanchel Alto, muchas más personas nos animaban que nos defenestraban. Más gente se iba uniendo. Móviles llamando a amigos/compañeros de lucha. Próxima parada: Metro Oporto, dónde nos esperaba otro numeroso grupo de gente. Sorprendentemente puntuales, llegamos a las 11.30 a la plaza dónde está ubicado el conocido Metro de Oporto. Nuevos aplausos, vítores, consignas esperanzadoras de un turbio futuro. Los compañer@s de Arganzuela se unen a nosotros en General Ricardos. Seguimos andando. Todos nos tenemos algo que contar, nos encontramos con viejos colegas o conocemos a nuevas personas. Cada una con su propia historia particular. No sólo hay Anti Sistemas ni Hippies como se hartado de manipular TODOS los medios de comunicación, en especial los cercanos al gobierno y a la banca, también había abuelas, familias de clase media, universitarios, gente de ideologías de derechas, parados, etc.. De todos los rangos sociales, de todas las ideologías pero con un hartazgo común.
  - Los amigos de Carabanchel, Pan Bendito se van uniendo a nosotros. Cada vez somos más. Debemos llegar a las cuatro mil personas. Miras hacia atrás y no se ve el final de la cadena humana...
 - "¿¨Y ésta gente que quiere? ¿Qué le den las cosas gratuitas?" Nos dice una señora desde su privilegiada terraza en un tercero. Pues no señora. Queremos dignidad para vivir. Queremos que nuestros estudiantes se puedan incorporar al mercado laboral sin tener que estar años y años estudiando o trabajando gratis para luego tener que emigrar o trabajar de algo que no es lo suyo. Queremos que los políticos dejen de mentirnos y cumplan sus promesas. Queremos trabajos y sueldos dignos. ¡¡Estamos hartos de contratos basuras y sueldos con los que no se pueden vivir!! ¿Es ético, moral y justo que haya gente trabajando por el Salario Mínimo Interprofesional o menos cuando no se puede vivir por ese sueldo? ¿A usted le parece bien que en nuestro estado haya casi cinco millones de parados, un millón de ellos sin tener ni un sólo ingreso con la correspondiente infravaloración de vida para esas familias? Creemos que éste mundo no es justo.
- No nos parece bien que estando en la crisis en las que estamos, España sea uno de los países dónde más millonarios hay. Uno de los países dónde ésta gente tributa menos de un cinco por ciento a la Agencia Tributaria mientras a que los "españolitos normales" nos confiscan un 15% de media (por no hablar de las sociedades de ricos, las S.I.C.A.V. dónde tributan un vergonzoso 1%). Pero hay tantas cosas por las que luchar que no me da tiempo a explicárselas todas señora. Otro día se lo terminamos de contar. Por favor no siga viendo Intereconomía ni Popular TV. Está demostrado científicamente que afecta dañinamente a zonas lobulares del cerebro...
- Miramos el reloj. Hemos llegado a Embajadores en tiempo récord. Son las 12.40. Breve pausa mientras las batucadas animan el "cotarro" y los cánticos de los manifestados despiertan a más de un vecino que sale osadamente en ropa interior (hoy seguro que tengo un sueño erótico con aquella damisela de apenas veinte años que ha salió a la ventana de su balcón con tan sólo una minúscula braga encima... ¡¡guapa, guapa y guapa!!)
- Finalmente nuestra infructuosa busqueda de un "chino" para pillar bebida da sus frutos. Lo malo es que otros cientos de personas piensan lo mismo. Un servidor es más hábil que otros se cuela por la mediana y consigue contactar con la dependienta de turno. Nos avituallamos y compramos algo de más para llevar provisiones. Los más rezagados no consiguen el ansiado objeto frío. A la próxima, amigos.
- Comentamos que es increíble que estemos andando tanto. Llevamos más de cuatro horas andando y pese a que el cansancio empieza a hacer mella en nosotros, los refrescos y los originales cánticos hacen que el tiempo caminado se nos pase más velozmente. Ya estamos llegando, por fín, a Atocha...
- 13.30 Llegada a Atocha. Unión de casi todas las marchas: Getafe, Vallekas, Plaza Castilla, Hortaleza.. Poco a poco todos van llegando. Nos animamos mutuamente. Cánticos, aplausos, bromas, agua que brota de cualquier parte. Nuevos amigos con los que charlar. Tapón humano en la cuesta de Moyano.
- Pese al innumerable gentío, conseguimos acercarnos hasta el final de la cuesta de Moyano, dónde unos compañeros piden firmas ante la estafa que les hizo una conocida inmobiliaria. ¡¡15 años de lucha y los que le queda, animo amig@s!!
- 14.00   Se avanza muy despacio. Nos salimos de la columna principal para buscar por la zona otro "chino" dónde reponer fuerzas y provisiones. Encontramos uno más abarrotado de gente que el metro en hora punta. Conseguimos, no sin esfuerzo, nuestro preciado botín y volvemos a sudar junto a los demás.
- 14.10   Miro el móvil. Tengo una llamada perdida de un colega. Perdona Anxelmo, pero si habitualmente no me entero del teléfono, imagínate en éstas paranormales circunstancias. Era imposible...
- 14.20  Pasamos delante de la embajada de Siria. Hay convocada una protesta por la matanza que el tiránico gobierno de éste país está haciendo a la gente que se manifiesta pacíficamente en su territorio. ¿Aquí no hay armas de destrucción másiva?. Estamos un rato con ellos, animándoles, ondeando su banderas. ¡¡Animo compañeros, la única lucha que se pierde es la que no se intenta!!
- 14.35   Es casi imposible avanzar. Hay decenas de miles de personas por todos sitios llenando Atocha, Huertas, el Prado, el Paseo de Recoletos ("luego diréis, que somos cinco o seis..."). Como si se tratara de un concierto de esos que nos gusta vamos pasando posiciones hasta llegar al impresionante dispositivos que los geyperman han montado para que no accedamos hasta el Congreso. (Según su admirada Constitución. "Cualquier español es libre de viajar sin impedimento por TODO el territorio NACIONAL" ¿Será que ese trozo de Madrid pertenece a Andorra?) Pese a los intentos de acercarnos, los propios organizadores de los diversos colectivos hacen una barrera humana delante de la barrera de hierros, perros y furgonetas que han montado los de azul para evitar problemas (va a dar igual, en las ediciones de mañana los fariseos periódicos dirán que eramos violentos, que había un pro-etarra entre los miles de manifestantes, que si somos unos piojosos perro-flautas, que si somos anti-sistemas o anti-españoles; con lo que le gusta decirnos ésta palabra a los medios más extremistas)
- Hay una idea en el aire. Escribir nuestras reivindicaciones (que son cientos...) en unos aviones de papel y lanzarnos desde detrás de la cadena humana. Al rato, se cambia de idea. "Lanzar los aviones de papel hacia la policía es agresión" (¿?). Un punki con el megáfono nos dice que por favor no tiremos cosas que aquí no cabe la violencia (Descansa en paz, cojo manteca. No estabas preparado para ver eso...)
- Se intenta acceder desde diversos sitios, en todos hay monos que impiden el paso hacia el  Congreso ("a vosotros también os han bajado el sueldo y vuestros hijos están en el paro, traidores")
- Tras una caminata de más de cinco horas jode acabar así, pero al menos se ha hecho una inmensa marcha desde diversos puntos de Madrid. Madrid (y sus alrededores tanto pueblos como otras ciudades, Segovia, Guadalajara..etc) ha respondido. Hacía tiempo que no se veía algo así. Ahora viene un descanso decretado por la organización para comer, juegos malabares y diversos entretenimientos. Creo que toca echar el cierre, estoy cansado y hemos cumplido más de lo mismo. Por la tarde, a las 20 horas había otra asamblea en Sol. Pero eso ya es otra historia, ésta no la podré olvidar nunca...



 

2 comentarios:

`kurutxa dijo...

Ayer me volvi a sentir orgulloso de pertenecer al pueblo de Madrid.

Somos de puente vallekas,
no nos metemos con nadie,
quien se meta con nosotros,
AUPA,
nos cagamos en su padre.

Anónimo dijo...

jajajaja,,,



es canción me suena de algo. Creo que la he cantado alguna vez...jejeje