¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

jueves, 2 de junio de 2011

Crónica de un viaje a Badalona. Kilómetros, Playa, Animación, Encerrona y lágrimas






Llorar Hola. Escribo ésta crónica unos días después de la gran putada que nos pasó en el "estadio del centenari". Intenté escribir ayer pero no podía. Por primera vez en mi vida no podía escribir. El dolor me atenazaba las manos. 
 Lo primero dar infinitas gracias a los que han nombrado y apoyado a los desplazados. Muchas gracias a los que me habéis mencionado en vuestro mensajes.  Hacéis que me salgan los colores...jejeje. Tanto yo, como los que cogimos los micros para hacer que la gente animara o los que les decíamos como tenían que hacer la coreografía hicimos lo que pudimos. Nos dejamos la garganta, nos perdimos medio partido por mirar hacía esa GRANDISIMA afición que tenemos. Afortunadamente, me he recorrido casi toda España tanto animando al Leganés como a mi otro club, Rayo Vallecano. Hacía tiempo que no vivía una experiencia como la del domingo. Animando estuvimos TODOS a la altura de las mejores aficiones. Eramos casi 300 personas pero parecíamos 600. Ha habido otros viajes en los que eramos muchos pepineros desplazados, pero hacía años que no animábamos casi todos los desplazados a la vez; pues casi siempre animaban los 30 o 40 de siempre. Lo de ayer fue algo mágico... Pese a la dolorosa e injusta eliminación (pese a que allí jugamos como el culo, sin tirar a puerta en casa fuimos muy superiores, pero que muy superiores) ante uno de los equipos más malos que había en el play off ( Huh), pese al dolor y a las lágrimas de los desplazados cuando la eliminación se consumó, pese a los insultos de los imbéciles que fueron a regodearnos de nosotros (arrieros somos y en el camino nos encontráremos. Rezar para que nunca nos volvamos a encontrar. De buenas somos los mejores pero no olvidamos. Os lo juro, ya pueden pasar quince temporadas que ésto no se olvidará y los que estuvimos allí sabemos lo que pasó); pese a las lágrimas en el hombro de ese gran amigo y GRANDISIMO pepinero que es Don Daniel Abanda (uno di noi, Dani), pese a la indeferencia de la mayor parte de la ciudad de Leganés (todavía hoy ha habido gente que me manda mensajes de gente de Leganés, preguntándome "¿Cómo habéis quedado?". No sabéis como me jode esa frasecita); pese a las 16 horas de incómodo bus (gracias a la dirección del lega por los buses gratis y el gasto realizado); pese a la "manía" que nos tienen los periódicos "deportivos" como el AS y el Marca que hicieron crónicas y calificaciones injustas en sus tiradas del lunes (¿De verdad que jugó el Badalona como si fuera el Barcelona y se merecían todos un tres? Creo que no. Ya tenéis un comprador menos, embusteros, manipuladores.). Pese a la indiferencia de Telemadrid y sus secuaces; pese a todas aquellas pegas me siento orgulloso de ser del Lega. De respirar Leganés, de vivir por y para ver a mi Leganés. De haber hecho ese inhumano viaje de más de mil trescientos kilómetros en un día (Hernán se chupó más de 12.000 para venir a Leganés desde su tierra y otros seiscentos con nosotros en el bus. Eres Grandísimo Hernán). Todos a los que nos gusta viajar pese a las infernales distancias ("y ésta es la banda del pepinero y estamos locos de la cabeza...") jamás podremos olvidar éste viaje. Ha sido mucho más doloroso que en Jaén, porque en Jaén vimos con la goleada como se nos iba el partido pero aquí nos vimos clasificados casi hasta el final. 
Yo me ví animando, junto a mis hermanos pepineros, en Riazor, en Balaídos, en Nova Creu Alta, en Montilví, en Juegos Mediterranéos, en el Rico Pérez... Me ví en estadios de verdad. Por unos instantes me lo creí.  Pero volví a la dura realidad. Otra vez a visitar campos de mierda que no le llegan ni a la suela de los zapatos a los equipos de la tercera madrileña y si no compararme estadios como el del Móstoles, Fuenlabrada, etc... con el del Aguilas, Sangonera, Badalona... y otras mierdas que nos tocará comernos nuevamente. Pero ahí está la grandeza de nuestro club. Somos pequeños de dinero, de apoyo de los medios, de apoyo de las instituciones pero somos grandes en afición. Digan lo que digan pocas aficiones hubieran movido en un partido de la primera ronda del play off (no la del ascenso definitivo) a un diez por ciento de la gente que acude a Butarque. En un club modesto, como el lega, eso es algo increíble. Épico. Mágico. Y no sólo el desplazamiento de la gente. Hubo momentos en los que estuve con el micro o haciendo los coros que me emocioné. Aparte de Ghetto, de Orgullo, de alguno del Núcleo, de los que siempre van a los viajes.. había otras doscientas y pico personas pendientes del megáfono para cantar con nosotros (GRACIAS POR SEGUIRNOS. DE VERDAD). Poquita gente estaba sentada y sin animar (hasta los pocos que estaban sentados nos seguían con las palmas o los coros). Eso no se paga con dinero. Doy gracias al destino por haberme hecho ser seguidor del lega. Las miles de lágrimas derramadas se convertirán algún día en extasis. Aunque estemos veinte años en el pozo volveremos a resurgir, los grandes siempre lo hacen. Y ese día estaré en la grada animando (si tengo voz, todavía, claro... Giñar) Como sea, pero estaré.
Espero, de corazón, que Felipe y compañía continúen con nosotros en éste larguísimo retorno a la segunda (y a glorias mayores). Puedes estar de acuerdo con su política o no, pero es increíble lo que han hecho crecer a éste club. De mil doscientos socios a tres mil en menos de dos años, apoyo a la afición de todas las formas, crecimiento institucional y de cantera... Gracias por todo. Pese a que en algunas cosas os hayáis equivocado, no pasa nada. Todos nos confundimos. Lo que estáis haciendo Dani Abanda y la dirección por el lega es algo impagable. Nosotros no olvidamos, y tus lágrimas Dani se convertirán en éxtasis. Ya lo verás. Aupa lega. Ayer, hoy y siempre...
P.D: Y a la gentuza de Badalona que nos insultó, escupió, tiró piedras y se escudó en los mozos de la cuadra recordaros que "Arrieros somos y arrieros seremos. En el camino encontraremos". ¡Qué valiente es tirar una piedra y esconderse detrás de la polícia! Desde aquí quiero denunciar mi vergüenza e indignación por lo sentido en ese campucho de Badalona. La policía acordonándonos sin dejarnos ni respirar mientras la afición local nos hacía de todo escudándose en ellos y no les dijeron nada ni cuando invadieron el campo, ni cuando nos insultaron, ni cuando nos agredieron, ni cuando encendieron bengalas... (¿No estaban prohibidas las bengalas en los estadios de fútbol? ¡Ah, claro que el Camp del Centenari no es un estadio!). Ahora que vengan y me vuelvan a denunciar por decir la verdad, no sería la primera vez y me la sopla, sinceramente.
P.D (2): Disfrutar payasos. No sabéis lo que habéis hecho. Os habéis ganado a un enemigo más. Antes os teníamos hasta cariño ahora habéis sembrado la semilla del odio que brotará con una fuerza imparable. ¿A qué vino todo eso con el final? ¿Rabiasteis porque os enseñamos como se anima y como doscientas personas callan a 6.000 y os dolía? No os hicimos nada y convertisteis la salida del estadio en un infierno. Claro, que eso es fácil cuando los mozos de la cuadra te protegen. Nosotros os tratamos de lujo en Butarque y vosotros nos hacéis eso en la vuelta. Nosotros supimos perder, vosotros no sabéis ganar. Rezar a vuestros putos Dioses para que no nos volvamos a encontrar nunca más, porque aunque pasen veinte años ésto no se va a olvidar. Os lo prometo, bastardos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja, ja, ja, no veas como corrían esos guarros del leganes y como los callamos en la grada. Como volváis por aquí... Llorones.

Anónimo dijo...

Se que no eres de Badalona ni que estuvistes allí porque ni corrimos ni nos movimos del sitio, y vosotros no animastéis hasta los últimos minutos.
Posdata: ES más se que vives en Madrid, y que supuestamente eres colega mío. ¿Quien eres, pablo, angel o mario o algún subnormal que para en el luvi que se cree conocido o colega? ¿Uno de esos comepipas que no saben más que insultar escondidos entre otras mil personas? No os preocupéis no os volveré a contar nada más. Qué os den