¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 10 de agosto de 2011

Javi Poves: «En el fútbol todo es dinero, está podrido y se te quita la ilusión»



Javi Poves: «En el fútbol todo es dinero, está podrido y se te quita la ilusión»



El fútbol le ha defraudado porque considera que está «corrupto»; reniega de los bancos, a los que ve como los responsables de la crisis y de las desigualdades. Javi Poves (Madrid, 28 de septiembre de 1986) es el «indignado» del fútbol y cuelga las botas.
¿Le ha costado tomar la decisión?
—Los primeros días me preguntaba si era la decisión correcta, pero con el tiempo
 y con las vivencias que tenía día a día llegué a la determinación de que ésta no era
 mi vida. Cuanto más conoces el fútbol, más te das cuenta de que todo es dinero
, de que está podrido, y se te quita la ilusión.
—Ha antepuesto sus principios al resto de cosas que le rodeaban.
—Sí. Me había marcado un tiempo para ver si era una idea pasajera, pero me decía
 que ésto se iba a acabar aunque hubiese ofertas de otros equipos. ¿De qué me sirve
 ganar 1.000 euros en vez de 800 si sé que se obtienen con el sufrimiento de mucha
 gente?
—Si el Sporting hubiese creído oportuno que continuase en la entidad, ¿qué
 decisión habría tomado?
—No creo que hubiese continuado. Al principio de la temporada pasada sabía que
 no iba a jugar y que después me iban a rescindir el contrato. Con mi forma de hablar,
 vestirme y cortarme el pelo ya se veía que estaba apartado de este mundo.
—¿Le comentó algo Preciado o sus compañeros sobre sus ideas?
—Preciado me dijo que le daba igual lo que hiciese o lo que llevase puesto, que era
 una persona con mis ideas y que él no me iba a juzgar por nada. Siempre ha tenid
o un trato buenísimo conmigo, siempre me ha tratado como uno más. Y en el club 
no tengo nada personal contra nadie, sino con el mundo entero.
 Estoy muy agradecido al Sporting.
—Sus explicaciones de los motivos por los que ha dejado el fútbol han tenido
 gran repercusión. Ha hablado de corrupción en el fútbol, ha criticado a los
 bancos...
—Hay gente que me ha apoyado y me han dicho cosas que me han llegado y otras
 no me apoyan tanto, y me parece bien. Si son felices, que sigan adelante, si no, que
 se planteen cambiar.
—¿Cree que puede ser un referente para muchas personas?
—No me gusta ser un referente de nada, me gusta ser uno más. No quiero que 
Javi Poves se convierta en un icono, soy uno más y lucho ante la desigualdad.
 Quiero que todas las personas sean iguales y que todos nos unamos y dejemos 
de discutir por cosas triviales y tirar para adelante. Al fin y al cabo, el mundo
 está preparado para autodestruirse.
—¿Qué es lo primero que cambiaría del mundo en el que vivimos?
—El reparto del dinero y el sistema bancario. Eso sería fundamental porque a
 partir de ahí se financiaría todo, como la educación.
—¿Qué planes tiene ahora?
—Quiero hacer algo que me haga sentir feliz y ayudar socialmente. También 
estudiar (le gusta la Geografía e Historia) a distancia o en casa.
–¿Cómo ha recibido su familia la noticia?
—Mi padre era un forofo del fútbol y en cierto modo empieza a cambiar un 
poco su forma de ver el mundo.
–¿Considera que jugadores como Ronaldo o Messi deberían de hacer
 mucho más por la sociedad?
–Sí, sí, sí y radicalmente sí. Hay ciertos personajes a nivel mundial, Pelé,
 Ronaldinho, Messi, que son embajadores de Unicef y de cara a la galería está
 muy bien, pero realmente falta bastante. Esta gente mueve tanto que debería de
 involucrarse de una manera más directa. Y más los jugadores que vienen de países
 del tercer mundo. Es algo increíble: vienen de países donde lo están pasando mal y
 llegan aquí, ganan cuatro duros y se creen los reyes del mambo.
 Me gustaría que eso cambiase.

No hay comentarios: