¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

sábado, 6 de agosto de 2011

Madrid, no te rindas.







No lo entiendo. De verdad. Llevamos años protestando y luchando. Siempre eramos cuatro los que íbamos a las manifestaciones. Si no conocías a las personas personalmente, al menos sí les conocías de vista.
Después de tanto tiempo pidiendo y suplicando que la gente se involucrara. Que lucharan por sus derechos.. Por fin, algo parecido a un movimiento social y combativo se juntó aquel mágico 15 de mayo en la ya famosa Puerta del Sol de Madrid. 
Surgió de forma instantánea. No estaba previsto. Pero dimos una lección al mundo. Sin violencia, exponiendo nuestras quejas y nuestras solicitudes sobre lo que deseábamos. No queríamos violentos, no queríamos partidos políticos ni sindicatos que sólo aparecían cuando querían algo a cambio.
¿Era un sueño o era realidad? No. Era realidad. Cientos, que digo cientos.. Miles de personas tomaron Madrid ese día, y el siguiente y al otro...Muchos iban a las asambleas, exponían sus ideas. Todos colaboraban, bueno todos no. Siempre estaban los típicos "costras" y los "auténticos". Con ellos ya había bastante con su presencia, o al menos eso pensaban ellos.
Empezamos a salir en los medios, en los sitios impresos, el boca a boca... Algunos no podíamos quedarnos a acampar como hicieron algunos valientes. Unos por ideas, otros diferentes motivos: estudios, salud, trabajo...
El caso, es que por primera vez en mucho, muchísimo tiempo les acojonamos. Si. He dicho bien, les acojonamos. A todos esos que manejas desde generaciones el "cotarro" (banqueros, políticos, gente influyente...). 
Pese a que toda esa gente utilizó sus armas contra nosotros (ya sabéis, lo de siempre) Prensa-amarilla criticando el movimiento e insultando a los acampados con palabritas como "perroflautas", "anti-sociales", "anti-españoles", "extremísima izquierda"... nada nos ponía parar. Ya no era como antes, pese a que las teles se empeñaban en enfocar lo que querían (cuatro violentos rompiendo escaparates de tiendas del pequeño comercio, que la mayoría resultó ser infiltrados "txakurras") o en insultar sin reparos al movimiento y a sus integrantes, el movimiento pronto se extendió por ciudades de todo el Estado: Valladolid, Valencia, Sevilla, Barcelona... La inmortal ciudad catalana fue reprimida por los funcionarios armados con una brutalidad como hace tiempo no utilizaban. Pero no importó. La gente resistió. Ésta vez no eramos cuatro, eramos miles y miles en toda España. Bueno, en toda España, no. En toda Europa: Pronto en otros países como Grecia, Francia... siguieron el ejemplo. Hasta que volvieron a atacar brutalmente. Joder, no podían pararnos de otra forma.
Se movilizó a todo el Estado con unas manifestaciones sin precedentes. A finales de junio y de julio con fiestas en Madrid. Madrid y todo el estado fue un clamor. Miles de personas de toda la geografía convergiendo en el mítico punto cero. En la puerta del sol. Durante unos días no había nadie acampado, pero esos días Madrid volvió a la lucha. Las calles siempre serán del pueblo por mucho que los sicarios se empeñen en ocultar. No podrán con la voluntad popular.
Éstos días, el movimiento a vuelto a estar en boca de todos. Y no sólo de la amarillenta prensa, la dañina radio o la manipulada televisión,no. También hay muchos "obreros" y otro tipo de gente que no para de menospreciarnos con todos los dichos habido y por haber: "que pidan trabajo", "una pala les daba yo".. "¿qué quiere ésta gente?" "¡Nos va a arruinar el comercio y el turismo" y una cantidad infinita de retahílas dañinas que no van a ningún sitio, y que en la mayoría de los casos es mentira.
Pese a todos esos menosprecios la gente siguió respondiendo. Cada vez que algún violento aparecía la gente lo abucheaba y lo invitaba a irse. Es un movimiento pacífico, pese  a recibir "caricias gubernamentales" la gente no respondió con violencia sino con sentadas y más protestas.
Cuatro días seguidos el estado cerró el metro y los accesos a Sol. Durante cuatro días la gente se arremolinó en los alrededores para hacer pacíficas asambleas y seguir andando para protestar.
Pero todos sabemos como acaban siempre "dialogando" ellos. Palos, detenciones injustificadas... Pero, el movimiento sigue luchando, la lucha sigue viva. Por favor, Madrid no te rindas. Ahora, ya no puedes rendirte

1 comentario:

Nemesino dijo...

El sábado ya consiguió entrar el movimiento 15 M en la plaza y manifestarse pero yo creo que fue porque la policía no tenía bastantes efectivos.Je.