¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

sábado, 3 de diciembre de 2011

Hoy, un cuento "EL LIBERADO SINDICAL Y SU HIJO PEQUEÑO‏"






> Christian vuelve a casa del colegio, donde estudia 5º de Primaria. Son
> las cinco y media de la tarde y sus papás, funcionarios de carrera
> ambos, están viendo 'Sálvame'. Viven en un moderno piso de 120 metros
> cuadrados en la avenida de las Cortes Valencianas. Y además, dos
> coches en el garaje, dos buenos planes de pensiones y un adosado en
> Dénia. Después de merendar mientras ve el programita de marras con sus
> progenitores y tras hacer los deberes, entra en la habitación que hace
> las veces de estudio, donde está su padre frente al ordenador,
> buceando en internet en busca de destino turístico para un próximo
> puente:


> - Papá, tú, exactamente, ¿qué eres?

> - ¡Ay va! ¿Y eso a qué viene, hijo? Ya lo sabes, funcionario.

> - Sí, ya, pero ¿a qué te dedicas?

> - Me dedico.... pero ¿por qué lo quieres saber?

> - Es para un trabajo de clase, de Sociales, sobre nuestros padres.

> - Bueno, pues yo soy liberado sindical, trabajo para un sindicato de
> clase y me dedico a defender a los trabajadores.

> - ¿A defenderlos de quién?

> - Pues... eh... a ver, cómo te lo explico. Las amenazas para el
> trabajador vienen a ser hoy las mismas de hace un siglo, los
> poderosos, los ricos, los caciques, los curas... Eso es lo que en
> España representa la derecha, el PP, Rajoy, Aznar, Camps, Rouco
> Varela...

> - ¿Los curas? ¿Como los del colegio al que voy yo?

> - Sí, digo, no, no es lo mismo, ya lo comprenderás de mayor.

> - Y entonces tú defiendes a los trabajadores de todos esos señores,
> ¿no? Pero ¿en qué consiste tu trabajo? ¿Qué haces?

> - Pues muchas cosas. Hablar con los compañeros, informarles de sus
> derechos, asesorarles... Ahora estamos preparando el 1 de Mayo, que es
> un día de reivindicación en todo el mundo. Con lo de Garzón, este año
> tenemos más motivos para salir a la calle, que es nuestra, no lo
> olvides.

> - ¿Garzón? ¿Ese es otro de los que va contra los trabajadores?

> - Qué va, qué va. Garzón es un luchador, como nosotros, como tu padre,
> un defensor de las libertades, un demócrata, y los franquistas quieren
> acabar con él.

> - Entonces, los franquistas sí que son los que están en contra de los
> trabajadores.

> - ¡Exacto! Lo que ocurre es que... vamos a ver, osea, en realidad
> Franco murió, pero de alguna forma es como si su espíritu aún
> estuviera vivo, como un fantasma de los cuentos que lees.

> - Papá, yo en los cuentos que leo no hay fantasmas: hay skins, okupas
> y policías corruptos. Que no te enteras. Pero, una cosa, porque
> entonces no lo entiendo. ¿Franco ha muerto pero sigue gobernando?
> Pero... ¿no gobierna Zapatero, que tú dices que es un tío fantástico y
> que tenemos mucha suerte de tenerle en España?

> - Ahí estamos, hijo mío. Zapatero lo intenta pero tú no sabes cómo
> dejó la derecha este país, tú no sabes lo que nos está costando acabar
> con las desigualdades y con las injusticias. Ahora mismo, los millones
> de parados, ¿de quién es culpa?, de la derecha y su modelo económico,
> todo basado en construir casas y más casas.

> - Pero, papi, ¿construir casas no es lo que queríais hacer vosotros,
> los del sindicato, con aquella cooperativa que nos contaste? ¿Y no es
> lo que hace el abuelo y el tío José Miguel allá en el pueblo?

> - Bueno, Christian, no es exactamente lo mismo... De todas formas, el
> papá está ahora muy ocupado... Por cierto, voy a preguntarle a tu
> madre si está planchada mi camisa de cuadros y los vaqueros para el
> acto sindical de esta noche de apoyo a Garzón.
> -¡María!, ¿tengo preparado mi uniforme reivindicativo?

> - Pues no, ya sabes que Jessy (la ecuatoriana) sigue enferma, así que
> la cesta de la ropa está hasta arriba. Si quieres planchar tú...

> - Sí, hombre, para eso estamos. Oye, y digo yo, ¿no le estarás pagando
> a Jessy por los días que no viene? Mira que al principio vino con
> muchas ganas pero cada vez la veo con más protestona. ¡A
> ver si se va a acabar yendo al sindicato...!

> - ¡Papi, papi!, si se va al sindicato puedes defenderla tú-
> interviene Christian.

> - Mira niño, si no quieres que te meta dos guantadas, vete de una vez a
> acabar los deberes, que pareces tonto....


No hay comentarios: