¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

viernes, 27 de enero de 2012

Descansa en paz, hermano...




Salía yo tan contento de trabajar (después de un mes y pico parado había finalizado una semana de trabajo, algo "increíble" en estos tiempos de escasez laboral que corren cuando una llamada de un amigo (Zika, el grande) me alertaba sobre algo triste que había sucedido la noche anterior.
Le escuche y no me salían las palabras, a mí que nunca me quedo en blanco y siempre encuentro algo que contestar o que replicar, pero ésta vez no había nada que decir, no había nada más que objetar ni que añadir. 
La tragedia se había cebado en la noche de ayer, una vez más, con una gran persona, mejor músico e increíble combatiente social. Una de las personas, de las muchas que he tenido el placer de conocer en mi vida, más combativas que he conocido en mi dura existencia
. El vivía y luchaba por sus ideas y sus creencias. Y así vivió y luchó hasta el final. Así nos dejó ayer, uno más que nos abandona en éste mundo de mierda.
Ya nunca más podré vacilarte, nunca volveré a tomarme una cerveza contigo ni nos echaremos unos bailes en cualquier garito heavy... Nunca más. ¿Demasiado tiempo, verdad? Sí. Es duro pero es así.
Ahora, que jamás volveré a verte, hermano es cuando me doy cuenta de los buenos ratos que pasamos juntos. Podían haber sido mucho más pero fueron los que fueron. Doy gracias al destino o quien esté manejando los hilos de la vida (¿Las ménades, quizás?) por habernos conocido, por haberte conocido gracias a otro amigo común (Futre, el grande). Doy eternas gracias por haber tenido el enorme privilegio de haber asistido a varios conciertos de esa enorme banda (adelantada a su época, incomprendida y no madurada lo suficiente) como fueron los Armagedon.
 Ojalá pudieras leer ésto, se que me darías la razón, siempre que podía os ponía en el bar Némesis (y no por peloteo, a mí esas tonterías me la sudan) sino porque me apetecía, y me gustaba. Erais un gran grupo, uno de los mejores en vuestro campo, pena que no terminara de cuajar la cosa...
Ahora no se si podré volver a escucharos en una larga temporada puesto que cada vez que ponga en mi cadena de música temazos como "Rebaño de contradición", "Dicen"", "Esclavos" o... cualquiera de esas canciones me pondré  a llorar como un bebé. Espero que en donde estés, te encuentres bien...
También me gustaría darte las gracias en éste último adiós por todo lo que me diste y enseñaste, me diste amistad, me diste apoyo cuando abrí ese maravilloso bar de rock en Leganés (donde tantas veces nos "achispamos") y tu me distes consejos (como tirar una puta caña, que no sabía..je)-
También me gustaba hablar de política contigo, eras de los pocos que decías cosas coherentes (junto a tu amigo del alma Yeray, que imagino que lo estará pasando fatal...). Fuiste consecuente con tus ideas, con tu forma de vivir y de penar hasta el final, fuiste un grande. Una grandísima persona. Espero poder aprender algo de tí, descansa hermano; no te olvidaré...