¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

jueves, 19 de enero de 2012

Sus mentiras, nuestro conformismo








La sinrazón se impone pero lo peor es sucumbir a ella, asumirla como inevitable, resignarse a la
mentira y claudicar sin apenas oponer resistencia.
Nos encontramos ante una lógica imposible, según la cual para crear empleo quienes trabajamos
tenemos que hacerlo prolongando nuestra jornada (ahora dos horas y media más a la semana) durante
más tiempo (hasta los 67 años) y por si esto no fuera suficientemente contradictorio, marcando una
tasa de reposición general del 0% y en el mejor de los casos del 10%. Es decir combatir el paro
quitando empleo o combatir el fuego con gasolina. Todo ello sin que la vicepresidenta y locuaz
portavoz del actual gobierno evidencie el más mínimo sonrojo, eso sí respaldada por el tenaz e
interesado desatino de un montón de expertos muy bien pagados por la mano generosa de los
mercados financieros.
En el RD 20/2011, que además de congelar formalmente nuestras retribuciones, las reduce de hecho
al elevar la carga impositiva que tenemos que asumir, a lo que sumamos, en crecimiento negativo
como dicen ahora, el 0,3% que se tenía intención de destinar al denostado e impuesto plan de
pensiones de la AGE. Por cierto, una medida a considerar por los sindicatos que van a seguir
recibiendo las correspondientes comisiones del "dichoso" plan de pensiones podría ser la disolución
de este con el correspondiente reparto entre todos los partícipes/obligados. Entendemos que es una
labor complicada, casi tanto como modificar la Constitución que los dos partidos fieles al casino
especulativo/financiero no tardaron ni 48 horas en modificar. Querer es poder. Pues bien, en este RD
se coló de tapadillo, en la disposición final decimoséptima, una ayudita de 103.000 millones de euros
a las entidades financieras. El silencio de la vicepresidenta sobre este asunto fue absoluto, su
locuacidad nula.
Los medios oficiales ya no argumentan, solo confunden, crean incertidumbre, asustan con la
intención de llevarnos, como dice Naomi Kleim (recomendamos su libro "La Doctrina del Shock") a
un permanente estado de shock que paralice toda rebeldía y allane el camino a nuevas
agresiones/recortes.
LO QUE NO SE DICE :
· Tenemos que pagar todas las deudas, también las privadas : La deuda pública española es
menos de la mitad que la deuda privada, pagamos la primera y avalamos la segunda, luego
pagamos las dos, eso sí, de los beneficios de la segunda ni vimos, ni veremos nada. Ahora pagar esa
deuda, sobre todo la privada, se antepone al bienestar de la población, peor aún, se intenta poner a los
servicios públicos en las manirrotas manos del sector privado.
· Estamos en manos de unos pocos que nos quieren dejar en pelotas : A finales de 2006 sólo una
veintena de grandes familias eran propietarias del 20,14% por ciento del capital de las empresas del
Ibex-35 y una pequeña élite de 1.400 personas, que representan el 0,0035% de la población
española, controlaba recursos que equivalen al 80,5% del PIB. Son estas familias las que se
reunieron en su día con Zapatero y las que luego acudieron al despacho de Rajoy.
· Quieren que paguemos el descontrol de la burbuja inmobiliaria : El crédito total destinado a la
actividad productiva se multiplicó entre 2000 y 2007 por 3,1, el dirigido a la industria por 1,8, el de la
construcción por 3,6 y el dirigido a la actividad inmobiliaria por 9. Y en 2008 el crédito a la
construcción y a las actividades inmobiliarias representaba el 47 por ciento del total cuando en el
año 2000 sólo era el 25 por ciento.
Sus mentiras, nuestro
conformismo
·

No hay comentarios: