¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

jueves, 19 de abril de 2012

Un elefante en la cacharrería



¡Es escandaloso! Justo ahora que el Parlamento se prepara para debatir una nueva ley de transparencia, nuestro Rey se escapa a África a hurtadillas para unirse a una turbia y lujosa cacería de elefantes. Más allá de la repulsa por la matanza de los elefantes, lo cierto es que si no hubiese sido por el tropezón, ¡los ciudadanos nunca nos hubiéramos enterado!

Mientras los ciudadanos nos vemos obligados a tragarnos ronda tras ronda de brutales recortes, se nos sigue negando información sobre los gastos, actividades y posibles conflictos de intereses de nuestras instituciones, incluyendo a la Corona. El monarca ha pedido disculpas por su desliz y en la Zarzuela se habla de un plan de renovación, pero la controversia continúa y sus posibles vínculos a la trama corrupta que salpica a su yerno Urdangarín se han convertido en un verdadero elefante en la cacharrería de nuestra democracia. Depende de todos nosotros convertir esta indignación que sentimos en acción ciudadana.
En breve, el Parlamento debatirá una nueva ley de transparencia que, asombrosamente, excluye a la monarquía. Aprovechemos la nueva ola indignada en torno a estos escándalos para galvanizar un movimiento en todo el país exigiendo el fin de la cultura de secretismo que rodea a la Casa Real y a otras instituciones públicas clave. Firma la petición pidiendo al Presidente del Gobierno y a los líderes de los principales partidos de oposición que incluyan a la Casa Real dentro de la nueva ley de transparencia, y corre la voz:
http://www.avaaz.org/es/elefante_en_la_cacharreria_b/?vl
Con independencia de nuestras variadas simpatías y opiniones en relación a la monarquía española, la mayoría de los ciudadanos estamos de acuerdo en que nuestra democracia necesita urgentemente de mayores niveles de transparencia en todas las instituciones públicas. En el Reino Unido, por ejemplo, la Casa Real publica cada año su presupuesto y agenda en detalle. Aunque no se puede decir que sean transparentes al 100 por cien, está claro que están muy por encima de los niveles de nuestra monarquía
Durante décadas, cualquier esfuerzo por lograr un mayor acceso a la información pública por parte de los ciudadanos (tanto a nivel local como en las más altas esferas de gobierno) ha encontrado fuerte resistencia dentro de la clase política. Pero en estos duros momentos, con nuestra economía en la UVI, y con los ciudadanos tragándonos sucesivas rondas de brutales recortes sociales, es crucial que logremos impulsar nuevas medidas de transparencia en todas nuestras instituciones. La decisión del Rey de irse de caza de elefantes en Africa durante una de las semanas más críticas para nuestra economía demuestra los peligros de dejar que nuestros líderes y representantes políticos sigan actuando ajenos al escrutinio público y a su obligación de rendir cuentas.
Ya hemos conseguido hacer llegar más de 86.000 firmas por una legislación eficaz sobre transparencia al gabinete del Presidente del gobierno y pronto el Parlamento comenzará el debate sobre el anteproyecto de ley. ¡Nos encontramos ante una oportunidad única para retirar de una vez por todas el grueso velo de secretismo que ha rodeado a nuestra monarquía durante décadas!
La controversia que se está generando en torno a la Casa Real está galvanizando a la opinión pública en favor de una mayor transparencia. Construyamos ahora una petición gigante para que nuestros representantes políticos den un paso al frente y tomen medidas para fortalecer nuestra democracia garantizando que todas las instituciones, incluyendo a la Casa Real, son incluidas en una nueva ley de transparencia robusta y eficaz. Firma ahora y corre la voz:
http://www.avaaz.org/es/elefante_en_la_cacharreria_b/?vl

Estamos navegando por unos duros tiempos, y las crisis económica, medioambiental y política constituyen una seria amenaza que podría dividirnos aún más en nuestras sociedades. Pero esta sensación de indignación que compartimos ante escándalos como los recientes puede servir para unirnos como nunca jamás y ayudarnos a encarar colectivamente los retos a los que nos enfrentamos. Y uno de los primeros pasos es lograr que la familia real y el resto de nuestras instituciones sean mucho más transparentes y responsables. ¡Hagámoslo posible!
Con esperanza y determinación,

Luis, Iain, Pascal, Antonia, Emma, Ricken, Marie, Mélanie y todo el equipo de Avaaz
Más información:
Un viaje irresponsable en el momento más inoportuno (El Mundo):

http://elmundo.orbyt.es/2012/04/14/tu_mundo/1334439213.html
Cinco juristas afirman que “no hay razones jurídicas para excluir al Monarca de la Ley de Transparencia (El País):

http://politica.elpais.com/politica/2012/04/18/actualidad/1334782790_196053.html
Un magnate saudí pagó la cacería del Rey en Botsuana (La Vanguardia):

http://www.lavanguardia.com/politica/20120418/54284906903/magnate-saudi-pago-caceria-del-rey-botsuana.html
El Rey y el elefante (Público):

http://blogs.publico.es/delconsejoeditorial/2367/el-rey-y-el-elefante/

El Rey pide perdón (Cadena Ser):

http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/rey-pide-perdon-siento-mucho-he-equivocado-volvera-ocurrir/csrcsrpor/20120418csrcsrsoc_3/Tes

Sin plazo para estudiar las 3.600 aportaciones a la Ley de Transparencia, con mención de la última campaña de Avaaz (El País):

http://politica.elpais.com/politica/2012/04/16/actualidad/1334575726_373821.html

No hay comentarios: