¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

sábado, 26 de mayo de 2012

El circo de la liberalización




La ley postal del 2010, abrió la puerta aún más al negocio privado postal en detrimento de SPU, perdiéndose espacios
reservados en productos que suponían un volumen de negocio importante para Correos. Si a eso añadimos que el mercado
postal ha sufrido una reducción derivada de dos problemas, la crisis económica que ha contraído el mercado postal entre
otros, y el desarrollo de las comunicaciones por internet que han reducido notablemente las comunicaciones por carta, el
desastre está servido. Correos siguiendo las políticas de liberalización postal europeas y mundiales ha dejado consolidarse
a la competencia sin barreras claras que limitaran su negocio privado y desaprovechando su potencialidad por falta de
financiación y visión comercial, es decir Correos agoniza por una enfermedad contagiada y desarrollada intencionadamente
por políticos, sindicalistas de medio pelo e inversores potenciales.
De nada servirá su reciente integración en la Comisión Nacional de Mercado y Competencia (solo el nombrecito da grima)
en la que se integra la anterior Comisión Nacional del Sector Postal, ya que no existen ni recursos económicos ni humanos
reales con los que poder competir.
Pondremos dos ejemplos que clarifican esta introducción:
La Agencia Tributaria ha decidido suprimir el sistema de
comunicación postal con las compañías privadas para
sustituirlo por un nuevo método bautizado como DEH. DEH
consiste en un buzón electrónico que se convertirá más
bien a corto que a largo plazo en el único medio de
comunicación entre Hacienda y las compañías privadas
para temas relacionados con impuestos, sanciones,
requerimientos, embargos.....Ello implica que a lo largo del
2012 y en cumplimiento con el
RD 1363/2010 irán
desapareciendo las notificaciones, que hasta ahora la
administración pública enviaba por carta a 1.5 millones de
empresas. El DEH On- line ofrece un servicio único en el
mercado “por tan solo 5 € mensuales, que ganga“ y dará un
plazo de 10 días para consultar el mensaje, transcurrido ese
plazo se sobreentiende que se habrá leído. Este buzón está
sujeto a dos condiciones, disponer de un certificado digital
de empresa y utilizar un ordenador donde sea instalado el
programa. De momento este sistema es utilizado ya por
800 empresas pero su volumen podría aumentar a 15.000
para finales de año.
UNIPOST líder del sector postal privado lanza el nuevo UNIPACK un servicio de distribución de pequeño paquete donde se
incluye el envio de muestras publicitarias/ libros/ Cd o Dvd con entrega domiciliaria, bajo firma, con acuse de recibo y
seguimiento On-line, intuyendo que con la compra telemática de productos y su posterior distribución se encuentra el
futuro postal más inmediato. Es decir Unipost amplía sus competencias, empezó con la carta de menos de 50 gr, siguió con
las notificaciones oficiales y continúa creciendo con el pequeño paquete, lógicamente en núcleos urbanos rentables, y lo
hace sorprendentemente con una plantilla con horario reducido gracias a un reciente ERE.
No es de extrañar que con estas y otras noticias CCOO y UGT alerten ahora de la reducción de plantilla en Correos que
oscila sobre un 20 % en casi todas las provincias. Pero hay que remontarse a atrás para entender las consecuencias que
estamos padeciendo hoy. Nos engañaron con el cuento de la conservación del SPU durante 15 años “revisables cada 5”,
como si eso garantizará la supervivencia de Correos, tal y como lo conocíamos. Pero la realidad es que nuestra adscripción
a la SEPI testarudamente nos advierte de cual será nuestro triste final, y verdaderamente no es nada halagüeño. ¿Qué
nuevo conejito sacarán de la chistera? , eso es algo que a CGT se le escapa, ya que son ellos los maestros en el
ilusionismo sindical, mientras nuestr@s compañer@s Cegetistas caminan por la cuerda floja expuest@s a sanciones y
expedientes, simplemente por defender los derechos de tod@s, en un circo que cada vez más, huele a caca de elefante
cazado en Botswana y con dinero público.