¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

domingo, 27 de mayo de 2012

Haciendo el Heavy en Getafe



La cuarta edición del internacional festival Sonisphere recayó, por tercer año consecutivo, en la aldeana localidad del sur de Madrid: Getafe.
Debido a que se vendió un número de entradas superior al esperado (38.00 entradas el viernes, casi 57.000 el sábado) el lugar para hacer el concierto fue cambiado, afortunadamente, del Polvareada Recinto al "Pseudo-Auditorio" John Lenon. 
Un recinto con más de 38.000 metros cuadrados (demasiados metros para todo: para ir al baño, para ir a por la bebida, para comprar tabaco, para comprar comida....) y con una zona de acampada de 20.000 metros cuadrados que pronto se quedó pequeña debido a la avalancha de gente de otras latitudes (esos chicos de "Caí que venian por los machine heá" o ese genial Hugo venido desde Iruña).
VIERNES 25 DE MAYO: 
Lo primero que te encuentras al llegar a la estación de Renfe de Getafe Industrial es un recuerdo a esas acampadas en pequeños pueblos de la península (juro que hay andenes de pueblos muy pequeños mejores que el de Getafe Industrial, ¿No hay dinero en Getafe para mejorar el suelo del andén y ponen cuatro tablas "mal clavadas"). Es indignante que en el año  2012 aún haya andenes tan tristes como el de Getafe Industrial, al cual no se le puede catalogar ni de estación y haciendo un esfuerzo  
se le podría llamar apeadero
Tablas mal clavadas en un suelo ficticio que parecen avisar de un aterrizaje forzoso delante de otros miles de heavys no es tolerable en un pueblo donde viven más de ciento cincuenta mil personas y  menos cuando se esperan miles de personas de todo Madrid (¿Tanto hubiera costado hacer un suelo en condiciones? De verdad que la estación de Santa María de la Alameda o Gudillos, por poner dos ejemplos, son mucho mejores que "ese apeadero de tres al cuarto")
Nada más bajar de la estación te "atacan" decenas de personas vendiendo bebidas, supuestamente frías, a precios económicos (bastante más económicos que en el interior del recinto...). Los vendedores tenían un limitado catálogo de bebidas pues este no pasaba, en los mejores casos, de cerveza, calimocho y sangría (o tinto de verano depende del señor que vendiera). ¿Nadie bebe Coca-Cola o Fanta Naranja? De verdad que nos costó encontrar a alguien que vendiera refrescos o red bull, aluciné con eso, no lo podía entender. Además, ¿No les salía económico a los vendedores vender litros de Whisky o de Vodka? Bueno, allá cada uno con su negocio...
Tras sortear miles de heavys bebiendo en cualquier sitio imaginable y andar un buen tramo hasta las pulseras (sorteando dos puestos de control donde el cacheo era más por cumplir que por intentar pillarte con algo...) conseguimos ponernos la lila pulsera con la que teníamos derecho a dos días de entrada al recinto y disfrutar de un inmenso cartel de conciertos (Limp Bizkit, Offspring, Machine Head, Paradise Lost, Fear Factory, Gojira, Metallica, Mastodon, Slayer....)
El último control, ya con la pulsera en nuestras manos fue el "más exigente", por decir algo, pues cada vez que un servidor entraba en el recinto un par de latas de Mahou me acompañaban a ver el concierto... XD.
 Acompañado por mi hermano Carlos y bajo un color asfixiante e impropio del mes de mayo me encontré con mi otro hermano, Dave, y varios amigos de suyos gozando de un grupo desconocido pero que suena realmente bien en directo y, creo, tienen un buen potencial y un largo futuro a poco que se les promocione lo suficiente y no tengan ningún "problema interno". Me hubiera gustado ver enteros a Skindred pero había tanta gente para entrar que nos perdimos los primeros quince minutos de su actuación. Aún así, pudimos disfrutar de otros quince minutos de concierto y hacernos a la idea de lo que iba a ser el viernes, primer día de conciertos.
Me jodió perderme a Corrosion of Conformity pues es un grupo que siempre me ha gustado pero cuando entraba yo al recinto su acutación estaba terminando y si hubiera ido a verlos no me hubiera dado tiempo a llegar y, además, me hubiera perdido el otro concierto, el de Skindred así que me quedé viendo junto a familia y colegas el concierto del "Rasta zumbao"...jejeje
Nada más terminar el concierto de skindred nos fuimos a por bebida, pero antes teníamos que pasar por las medievales casetas a intercambiar los euros por las púas, moneda oficial del festiva y única válida para comprar en los puestos o chiringuitos del Sonisphere (podías comprar minis de cerveza por un euro más a los mochilos-men pero era lo único junto al tabaco en las máquinas, que podías comprar con euros; lo demás con Púas. ¡Como mola, que moneda más heavy! XD)
Cerca de los 35 grados y bajo un sol que parecía reirse de nosotros, conseguimos llegar al Stage 1 o escenario principal que es donde iban a tocar los finlandeses Sonata Artica, a priori un gran atractivo para seguir disfrutando del metal. Ahí me di cuenta lo lejos que estaba un escenario de otro, pero realmente lejos.. ¿A nadie se le ocurrió ponerlos un pelín más cerca o poner más puestos de bebida y comida?
Tras un buen rato y algunos amigos por el camino (esa gente de Anarkoburgos, muy grandes...XD) llegamos justo cuando Sonata Artica desgranaba sus primeras notas. 
Tras 50 minutos tristes y de demasiado tonteo me quedé muy apagado y la poca marcha que se inició con el anterior grupo se fue a sentarse al césped porque la decepción que me llevé con los Sonata de los cojones fue de las que hacen historia (¿Por qué no tocasteis más canciones típicas sí sabiais que tenías tan poco tiempo? Misterios de la ciencia). Apagados, previsibles, estáticos y aburridos me parecieron a mí  y a otros cuantos que vieron el concierto conmigo así que en un acto necesario para combatir el jodido calor sofocante que había en el recinto (ni una puta sombra, ¿Por qué NUNCA hacen estos conciertos en sitios con árboles o sombras? Joder) decidimos ir a por más bebida; debido al elevado precio de los minis decidimos salir fuera a los puestos provisionales de bebida a por unas latitas más frescas y baratas de nuestra amiga la verde (Gracias, Mahou por todo el sentido que le has dado a mi vida...XD) .

Esta señora de la foto no es una heavy flipando en la Excalibur (D.E.P. Otro día hablaré de la defunción de la mítica sala madrileña) es la cantante del grupo que estaba actuando en el escenario 2 en el momento en que habían terminado  Sonata y preparaban el escenario principal para los esperados Limp Bizkit. Quince minutos me bastaron para hacerme una idea del grupo, uno más de los cientos que escuchas en tu vida y que no te llaman la atención (bueno la vocal, si pero al rato hubieras estado harto de tanto postureo y esas "tontás" que hacen las cantantes heavys...XD)
Lo peor de salir a beber fuera era el largo trayecto que tenías que recorrer para salir por la carretera hasta el lugar donde empezaban a vender latas o comida callejera (no muy recomendable pero cuando el hambre manda...). 
Se estaba tan bien en el  césped sentado, bebiendo Mahou y contandonos batallitas que el principio de Limp Bizkit se cayó estrépitiosamente y sí lo se el final también se hubiera caído...
Tras volver al recinto de los conciertos los cuatro (yo, mi hermano y dos señoras de verde que nos acompañaron..) vimos la mitad de la actuación de Limp Bizkit. Es increíble que en una hora y cuarenta minutos de concierto tan solo hubieran tocado seis canciones, pero tan real como la vida misma.
Mucho mamoneo, mucha máscara, mucho postureo y demasiada charla es el recuerdo que me llevo de este otrora gran grupo. Si lo se no pierdo el tiempo ni escuchando una canción de esta imitación barata de buen grupo ( y me la suda que me acribilleis a insulto, se lo que vi y lo que oi)
Volvimos al escenario dos todos juntitos (ya sin las mahous que nos habían dejado pero con unas nuevas amigas que nos presentaron los Mochilos-Men ) a ver a los esperados neófitos de Kyuss-lives
La verdad es que no me esperaba mucho de ellos y puede que por ello me gustaran más de lo que esperaba, sin hacer un gran concierto estuvieron más que correctos y entretuvieron al personal los cincuenta minutos que nos regalaron. No fue un gran concierto pero estuvieron más que dignos. Justo mientras empezaban el concierto estaba terminando la final de copa y en la carpa de los DJ´S, donde televisaban el partido entero, estaban teniendo lugar intercambios de cánticos futboleros, algunos ofensivos contra los seguidores del club merengue, y otros que no venían muy a cuento (La Vida Pirata del rayo y alguna canción del Depor y el Cádiz se pudieron escuchar perfectamente entre los acordes de los Kyuss)
De los Kyuss poco más que añadir un grupo rockero que en los USA son bastante conocidos, aquí tienen a su fiel público pero sin las pasiones que deshojan en su tierra natal...
A las diez menos diez nos fuimos hacia el escenario principal a disfrutar de uno de los dos grupos esperados, al menos para mí, de la noche. Los ví hace menos de un año, también en Getafe pero con mucho menos polvo, respirando bien y con menos gente (poca menos, pero menos...je) que la anterior vez.
Las primeras palabras del incasable Dexter Holland fueron "Amo al público de Madrid"
A este grupo se le pueden criticar muchas cosas pero desde luego nunca les puedes echar en cara la entrega y la pasión que ponen en todos sus conciertos, más de un grupo novel ya quisieran esas ganas para ellos, en serio.
No decepcionaron ni hicieron tonterías ni echaron "charlas" en sus casi dos horas de actuación; tan solo se dedicaron a hacer por lo que les pagan: tocar y hacer disfrutar al personal de sus grandes éxitos, no arriesgaron mucho (lo cual agradezco) y me volví loco, una vez más, bailando sus grandes temas como  "You're gonna go far, Kid" o "Want You Bad", "Staring at the Sun"
  1. "Original Prankster",
  2. "Walla Walla"
  3. ,"Hit That
  4. Kristy"," Are You Doing Okay?"
  5. "Why Don't You Get a Job?",
  6. "Americana"...


          
    Alucinantes, mereció la pena la esera tan solo por verles tocar y como nos hicieron disfrutar de un grandísimo concierto, de los mejores de este Sonisphere 2012.
   Después de la gran fiesta que no deparó Offspring tuvimos que "sufrir" un cambio climático y del calor extremo pasamos a un aire hijodeputa, de esos que no te esperas y que te enfrían las pelotas en menos de que canta un gallo...
Como el siguiente concierto era Soundgarden en la pista principal, decidimos ir a ver un rato a Paradise Lost, un gran grupo, emblema de muchas generaciones góticas y que, al menos el rato que vimos, deparó un buen concierto en el que sonaron temas muy buenos como: Soul Corages.... 
     Cuando terminaron de tocar Paradise Lost nos quedamos con ganas de más concierto, las cuales se esfumaron rapidamente al escuchar los primeros acordes que nos llegaban desde el escenario principal donde comenzaban su actuación los renacidos Soundgarden, grupo pionero e histórico del asqueroso movimiento Grunge el cual casi extermina al metal, al menos en Estados Unidos. Afortunadamente para todos, esa triste invención se murió tan rapidamente como había surgido. Soundgarden han vuelto a escena porque deben haberse quedado sin dinero, me alegro por su innumerable legión de fans pero me parece un grupo triste, sin un directo potente y con más ganas de irse a dormir que de hacer un buen concierto (eso por no hablar de un sonido más propio de un grupo que empieza que de ellos, pero sobre gustos...)

    Otra vez salimos fuera del recinto. Esta vez, casi sin más remedio si queríamos seguir bebiendo porque el elevado precio de los litros nos impedía seguir el ritmo que llevábamos. Después de un par de latas en el parque y de escuchar de lejos el final del concierto de los míticos "grungeros" vi una increíble actuación policial. Haciendo acopio del mítico abuso de poder del que se caracterizan, la policía local de Getafe se dedicó a hacer el hombre de harrelson con los pobres vendedores de lata que intentaban ganarse unos euros para sobrevivir a esta crisis galopante; y no contentos con no dejarles vender nada y multar a diestro y siniestro requisaron TODA la bebida y TODO lo que pudieron (neveras, mesas, mochilas, carros...). Enhorabuena, señores agentes ya teneis cerveza gratis para las fiestas de Getafe,que guapo, eh?
    Indignados y asqueados con lo que acabábamos de ver volvimos adentro a disfrutar de lo último de la noche (lo siento pero a Orange Goblin no les presté mucha atención) y botar como un animal con la grandísima actuación de Machine Head, que demostraron ser un referente del metal actual..
    Con la cabeza llena de metal, anécdotas que contar y alguna que otra sorpresa más nos fuimos a descansar dejando al imbécil del Rafa Basa pinchando en la carpa del os DJ´s un poco crecido, como si el metal en Europa no hubiera existido si no hubiera sido por él... Madre mía,con cuarenta años y no dejo de sorprenderme ante tanta estupidez.
    SÁBADO 26 DE MAYO:   
    El sábado, la jornada  era aún más prometedora que el primer día: Mastodon, Within, Metallica, Slayer, Enter Sikari... pero el cuerpo estaba más agotado que el viernes, aún así sacamos fuerzas de flaqueza y tras el peligroso descenso en el "pseudo-andén" de Aldea Industrial nos encaminamos hacia la escena de los conciertos esta vez con más previsión meteorológica (cambie mis pantalones cortos por unos largos y un jersey de manga larga me acompañó en mi periplo festivalero)
       Nuevamente hacía un gran día, más propio de verano que de primavera por lo que pudimos disfrutar de un sol abrasador y de unos buenos conciertos antes de que irrumpiera la noche sabatina. Con el doble de gente que la noche anterior (56.000-60.000) personas, nos costó mucho más entrar que el primer día y había el doble de gente para todo, con más controles policiales y de seguridad que la otra vez, aún así mi amiga Mahou entró con nosotros al concierto a ver a Children of Bodom, luego se separó de mi para toda la noche..snif..snif...
      Tenía ganas de verlos porque nunca los había visto, y sí lo se me quedo con las ganas. Estáticos, aburridos y con pocas canciones "míticas" que deleitarnos nos ofrecieron un concierto un pelín aburrido en el que faltó un poco más de ganas y de implicación con el público, aunque como era el primero que veía del día tampoco me importó mucho...
   
  Este señor es el de los Mastodon. La verdad es que hice el primo porque podía haber visto a los Mastodon (a los cuales he visto más veces y me encantan...) antes que a Children, metí la pata pero es lo que pasa cuando tienes que escoger entre dos grupos,unas veces se acierta y otras veces no. Futre y otras personas que los vieron me dijeron que estuvieron a un gran nivel y que dieron un recital importante. Es gente de tablas, así que me fío de su palabra, mucho más que de algunas personas que se creen los reyes del metal y que, bueno lo dejaremos (basa,pirata....)
  Un poco jodido por no haber podido ver a Mastodon y equivocarme con la elección de Children, decidí ahogar mis penas en Mahou (para variar) y me di cuenta de que iba a acabar hasta las pelotas de la gente; había por miles por todos sitios: unos haciendo el subnormal con las banderas de sus países (¿A quien coño le importa de donde seas y para que me jodes todo el concierto con tu puta bandera? Cada vez más de moda, y cada vez más asco me dan los "portabanderas"), otros tirados en el suelo, literalmente, fumando o haciendo tiempo y la mayoría pillando bebida (que infierno por Dios, con lo bien que se compraba bebida el primer día...) Miles de pulseras azules al viento, (eran las del sábado) muchas más que las del viernes que eran las verdes y en igualdad de cantida de las violetas (las nuestras que eran las de los dos días). 

Gracias a los Dioses del Metal, al poco tiempo comenzaron a desgranar sus temas un señor grupo como es Within Temptation. Ajenos a las modas, a los "experimentos musicales" y la opinión de la gente, éste grupo sigue a lo suyo, con un estilo que nunca defrauda y ganando amigos con cada concierto que hacen;
"Shot in the Dark", "In the Middle of the night", "Ice Queen", "Iron"  o a impresionante "Mother Earth" fueron algunas de las joyitas con las que nos deleitaron en su hora y cuarto de buen concierto. Si tienes la ocasión de verlos te los recomiendo, sus conciertos suelen estar siempre bien.
Ghost no los pude ver porque no nos movimos del sitio a la espera de los geniales Slayer que comenzaban en un rato. Aquí se dividió el grupo, los más jovenes se fueron a ver a los geniales Enter Sikari y los más "veteranos" nos decantamos por ver a los "thraseros" Slayer.
Me jodió mucho perderme a Enter Sikari, ya los he visto, pero es un grupo alucinante que nunca defrauda y que dejan el listón muy alto en cada concierto. Ayer volvieron a deleitar al público con el loco cantante subiéndose por la estructura del escenario y tirándose al público ante la desesperación de los impotentes miembros de la seguridad y el deleite de las escasas doscientas personas que había viéndoles. Lo mejor ver al cantante bailando entre la alucinada gente mientras tocaban sus temazos típicos. Otro grupo que no deberías dejar de ver sí se presenta la ocasión (gracias, Dav, por la crónica).
Mi elección fue muy difícil pero a Enter Sikari seguro que los vuelvo a ver, pero a los veteranos Slayer (pese a que los he visto cinco o seis veces, una estuve muy borracho así que no se si contarla...XD) no estoy tan seguro de volverlos a ver.
Con un poco de retraso sobre la hora elegida salieron a escena Kerry King  (con su majestuosa perilla, digna de estudio) y el resto de la mítica banda Slayer. Otro grupo con más años a sus espaldas que la mayoría de los concurrentes al festival pero es otra banda de las que no defrauda al igual que otros contemporáneos suyos como Kreator, Testament... nos dejaron alucinados con su buen thrash metal sin contemplaciones. Temas alucinantes resquebrajando el sonido en Getafe. Gente vibrando como si fuera el primer concierto de su vida o que vienen desde muy lejos a escucharlos (¿Verdad, Hugo?)
Tesoros musicales como "Die by Sword",  "Mandatory Suicide", "Jesus Says"  o las sencillamente irrepetibles, "Angel of Death" y  y "South of Heaven" justificaron de sobra la espera del concierto. Brutales, participativos y con buen sonido. Gracias Slayer por el concierto....

Estaban programados a las 22:20 de la noche pero su impresionante despliegue en el escenario (pese a la labor de la decena de "curries" en el escenario) hizo que el concierto se demorara más de cuarenta minutos ante la mirada impaciente de los miles y miles de fans que se agolpaban y estrechaban a la espera de una de las mejores bandas de Metal de todos los tiempos (aunque se empeñen en joder su historial con mierdas como el "Reload" o "Lulú")
En el año 1991 tuve la fortuna de poder comprarme en vinilo uno de los millones de discos que salieron del "Black" uno de los lps más vendidos de la historia del Heavy y de los que más gustaron a los fans de Metallica. Fue el inicio del fin para un grandísimo grupo (uno de mis favoritos de siempre) y un giro musical que, como suele pasar en estos casos, fue a peor. Sus posteriores experimentos como "Load" o "Reload" fueron un fiasco (salvando canciones como "Fuel", un buen tema en un disco equivocado) y aunque han intentado volver al metal con "Death Magnetic" la volvieron a joder con el espantoso experimento de "Lulú" junto al veterano Lou Reed (Por favor, no hagais más fantochadas de esos, si hace falta recogeremos firmas...) 
En ese año y el siguiente, hicieron una mastodóntica gira por todo el mundo para promocionar su gira. Tuve la fortuna de poder verles en Madrid en uno de los mejores conciertos que he visto en mi vida, 20 años después intentaron repetir la experiencia.
2012, Sonisphere Getafe. 23:00 horas. Ante el orgasmo colectivo de miles de Heavys, rockeros, algún punki curioso, niños, abuelos y de Head Bangers (me encanta ese termino, yo soy cipote banger...XD) los primeros acordes del histórico "Hit the Lights" empezaron a retumbar en la agradable noche aldeana. A estas horas no te podías ni mover del sitio debido a la gente que había, aunque miles de imbéciles se empeñaban en joderte el concierto intentando llegar donde no se podía pues había gente en las primeras filas que llevaba esperando desde las 17 o 18 horas y como era lógico no les iban a dejar pasar...
"Master of Puppets" o "The Shortest Straw" que sonaron muy bien nos dieron una idea de lo que iba a ser el concierto, un remake del que fue en el año 1991 para los más veteranos y un redescubirmiento para los más jovenes que pudieron comprobar como en su época, Metallica también fueron la hostia en directo aunque a veces se empeñen en hacer abortos musicales.
Quizás fue un poco excesivo tocar el Black Album entero puesto que hay canciones que no llegan al nivel exigido para los grandes conciertos de Getafe y que sonaron tan bien como en su época puesto que el enorme Lars (y no lo digo como un piropo sino literalmente puesto que está ENORME) no podía llegar musicalmente puesto que le falta un poco de velocidad de antaño. ¿Donde estás Lars? ¡¡Sal de la barriga de ese gordo que te ha tragado!!
"Nothin else Matter", "Wherever I May Roam" volvieron a elevar el nivel del concierto de Getafe hasta límites insospechados... Bueno, aún faltaba más pues la pirotecnia irrumpió con los acordes de la mítica "The Unforgiven" y continuaron hasta la maravillosa, "Sad bud True". Con el "Enter Sandman" y ante el delirio musical y pirotécnico de estos monstruos del metal se retiraron a descansar momentáneamente para que los extasiados fans suplicaran su vuelta...
Y diez minutos después lo hicieron para soltarnos temazos antológicos como el "Battery", el anti-bélico "One"  (ay, Lars con lo bien que se te daba esta canción antes y ahora como que no llegas.. "Lars cagao") o el final del concierto con la extendida "Seek and Destroy" que aunque fuera una mala copia de su época al menos la tocaron dignamente. 
Para terminar, una anécdota curiosa. Un fan de los del "Black Circle" (Privilegiados que pagaron más por estar en una zona pegada al escenario  desde la que veías los pies de Hetfield y compañía) le tiró una bandera de España a James y el genial guitarrista la levantó dando las gracias a España y a sus fans, dejándola encima de la bateria los diez minutos que duraron las despedidas del concierto. Por culpa de esta tontería se armó una pequeña polémica política; unos cuantos comenzaron a cantar el cansino "soy español" y otros, más radicales, a pitarles. Afortunadamente, todo se quedó en un intercambio de insultos. Menos mal porque hubiera sido una pena que un grandísimo concierto como ese se hubiera empañado por maniqueos políticos.
Tras el concierto de Metallica y con los primeros acordes de Gojira, mi hermano Carlos y yo fuimos a restaurar fuerzas con un suculento y caro bocadillo de Ternera (el más caro pero en proporción calidad/precio) el mejor. Y tras unos empujones y agobios dignos del metro en hora punta, obtuvimos el premio y nos lo comimos sentados en el suelo (estábamos cansados no, lo siguiente...) mientras escuchábamos a unos más que dignos Gojira. Gran concierto pero después de Slayer y Metallica no parecían gran cosa...
Viendo un trozo de Gojira me encontré con un camarada, compañero escritor, dj y gran compañero que me sigue leyendo (Kamarada Kowski, siempre presente). Perdona por irme con tanta prisa pero teníamos un hambre atroz, luego no te pude encontrar...snif...snif...

Después de ver un rato de Gojira nos fuimos a ver a Evanescence. Fue el concierto que vimos más de cerca, pegados a la valla y con gente pero sin las saturaciones ni agobios de Metallica, Slayer u Offspring. No los había visto nunca pero estuvieron sencillamente impresionantes. Me gustaron bastante. Como anécdota felicitar a un colega que ligó en este concierto aunque la susodicha no fuera tan "agraciada" y llorara emocionada con las canciones de la señorita vocalista.
Después de un rato de Clutch (un digno descubrimiento) y viendo que mi transporte se iba, decidi irme yo también aunque me quedara con ganas de ver a los geniales Fear Factory y su tralla metalera pero no me apetecía quedarme solo a esas horas impropias de mi reputación y la oferta de que me llevaran a mi casa después del cansancio acumulado era más que suculenta...
Después de uno de los mejores viajes en coche de mi vida hasta Valdemoro ( Parando a comer, viendo costras pateables y echandonos todas "lars risas" que pudimos..xD) mi hermano Dave me acercó hasta Vallekas, y desde allí me fui riéndome hasta mi casa recordando las miles de anécdotas y uno de los mejores festivales vividos en los últimos años...
"Mother Lars" ... "Fuck to Lars Metal"


  


No hay comentarios: