¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 22 de agosto de 2012

Agónica victoria, éxtasis final.




  Día impropio para ir al fútbol, hora extraña, calor exagerado y... el fondo vacío. Algo tan triste que no pasaba desde aquel famoso partido que jugamos, en segunda división, un viernes a las 21 horas. Aquel día, los Bukaneros también protestaron y no animaron (algunos no fueron) al partido. De eso hace casi dos años.
 Desde entonces el fondo ruge en cada partido. En los demás estadios hay aficiones que animan durante buena parte del partido, otras a ratos, algunos estadios son cementarios (Getafe, Bernabéu....) pero Vallekanfield es diferente. Vallekas es el fútbol en estado puro. Fútbol de barrio, del pueblo. De ese, en el que antes, podías ir con la bota de vino y el bocata salchichón. Ese en el que te tomabas unas cervezas en el partido mientras que animabas a tu amado rayito.
  Vallekas es diferente. Todos lo saben. El estadio no retumba, el estadio respira y siente con sus aficionados. Hacen una combinación perfecta en el que nosotros somos las gargantas de este pequeño teatro de los sueños. Jamás vimos un partido de champions masculina (y dudo que algún día lo veamos...) pero en Europa nos conocieron gracias a aquel año mágico en el que fuimos eliminando rivales hasta que el glorioso Alavés nos quitó del sueño. 14 mil almas animando a su rayo pero empujadas desde el mítico fondo de Bukaneros. Sin su coordinación, sin su presencia, sin su animación no es lo mismo. Parecía un campo más. Estuvo triste el partido. Algunos lo intentaron pero no era lo mismo, faltaba la magia del fondo.
  Ayer se protestó, y con toda la razón, por los horarios absurdos que imponen las televisiones (¿qué es eso de jugar la liga un lunes a las 21 ó 23 horas?) Quizás no fuera lo más acertado no animar durante todo el partido (yo creo que sí porque a grandes males, grandes remedios. Qué vean los jugadores y la directiva lo que es un estadio "mudo") pero algo había que hacer para protestar por estos disparatados horarios y así se hizo. Algunos/bastantes bukaneros fueron al partido, pero se ubicaron en los costados del fondo. Un fondo insualmente vacío con pancartas en contra de esta locura futbolera de anormales horarios. A ver si no nos ponen otra vez estos horarios porque el fútbol se juega en fin de semana, cuando los obreros, los parados, la gente del pueblo puede acudir a ver los partidos, no cuando quieran las televisiones.
¿y el partido? Bueeeeno, un pelín aburrido. Quitando la salida en tromba del rayo y alguna ocasión fallada por nuestro pistolero favorito no tuvo mucho más que contar (bueno sí, lo jodidadmente chupón que es Lass y la increíble mala forma física de los jugadores, en especial los defensas, lamentable.) En el segundo tiempo, Roberto demostró porque dicen de el que es un gran portero y de ahí al orgasmo producido por el gol de Trashorras todo fue aburrimiento, calor, cámaras que enfocando a lola (la bukanera) dan su minuto de gloria al presidente de la peña... y poco más. Gracias Trashorras por el gol pero vaya partido. Espero, de verdad, que mejoremos bastante porque si no lo vamos a pasar realmente mal y que ese maravilloso fondo no vuelva a enmudecer más, porque sino Vallekanfield llorara de tedio y de aburrimiento.

No hay comentarios: