¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

martes, 14 de agosto de 2012

Marinaleda, un ejemplo de solidaridad



 Desde mi modesto blog quiero solidarizarme y apoyar a ese gran presidente de Marinaleda (Sevilla), que es don Rafael Sánchez Gordillo. Un hombre que se ha granjeado tantos enemigos como amigos.
 Parece que estos días le ha tocado él ser el blanco de las iras de las cadenas fascistoides  (Intereconomía, Calle 13...) haciendo sangre por los sueldos que cobra, con los que llega a 6.000 euros. Está claro que es mucho y que desde aquí le aconsejamos que renuncie a uno de los dos sueldos para no quedar mal con la gente de su alrededor y ser un poco más consecuente, de lo que es y mucho, de sus ideales de nacionalismo de izquierdas.
 Pero en esas cadenas deberían decir todo lo que hay que decir de este señor (y también que el Señor Rajoy, La Señora Soraya, etc. cobran sueldos muchísimos más elevados por hacer muchísimo menos que este hombre...). Deberían contar que este hombre lleva siendo el más votado, ininterrumpidamente, desde el 2003 en el pueblo de Marinaleda. Es una persona bastante querida (aunque ahora se esté ganando bastantes detractores por el sueldo que ha salido a la luz...) en toda la población de Marinaleda.
  Es el único alcalde de este país que ha sido consecuente con sus ideas y ha obrado como tal. Por ejemplo, cada dos por tres (una vez al mes o cada quince días, normalmente) este señor se baja a la plaza del ayuntamiento junto con otros concejales y se pone a hablar con los vecinos de la localidad. Les explica, llanamente y sin subterfugios capitalistas ni palabras económicas rebuscadas, el dinero que tiene el ayuntamiento, las subvenciones que reciben y los gastos que tienen. Después de eso les explica el dinero que  hay en las arcas para poder gastar en diferentes cosas que redunden en un beneficio inmediato para el pueblo. Entonces llegan los señores que han acudido a la reunión y votan en lo que les gustaría gastarse el dinero del que disponen las arcas municipales, como por ejemplo, si un señor propone gastarse el dinero en modificar la vía principal del pueblo pues se vota entre todos los asistentes y sí mayoría pues la protesta es aceptada. Sí, en cambio, una señora propone que se gaste más dinero en festejos, la gente lo vota y no sale mayoría pues se rechaza el proyecto... Y así hasta la próxima asamblea participativa ciudadana. Eso es democracia real con la gente del pueblo y no lo que nos quieren vender por televisión, los partidos vendidos del PP, PSOE, IU; CIU, PNV.....
   También deberían contar en el ABC, en el Mundo, La Razón, incluso en El País, el porqué se le quiere tanto a este hombre en esta localidad. Entre otras muchas cosas, este hombre hace política de calle, está todo el día en la calle, hablando con la gente, preguntándoles sus inquietudes, recabando consejos con los ciudadanos normales, etc... No solamente cuando quedan quince días para las elecciones sino todo el santo año. Es increíble, de verdad podríais ir a verlo para comprobarlo.
   Otro gran ejemplo de solidaridad del pueblo de Marinaleda a su población es la política municipal de suelo  y de vivienda. Sí cumples unos cuantos requisitos básicos puedes acceder a las viviendas baratas (que son increíbles, la verdad) y a una curiosa forma de construcción que hay en este pueblo. Ejemplo, tú no cobras un sueldo elevado, no tienes una renta muy alta y llevas más de dos años viviendo/empadronado en Marinaleda pues puedes solicitar las ayudas para  la vivienda de allí. Te la conceden sí cumples unos requisitos mínimos. Tú compras el suelo en esa zona (180 metros....), entonces viene un arquitecto y unos albañiles y te preguntan como quieres la casa y te van diciendo lo que tienes que hacer. TU participas y trabajas en la construcción de TU casa. Se construye tranquilamente (todavía no has pagado nada...) y del precio final de la vivienda (casa de 90 metros, dos pisos, con tres o cuatro habitaciones, patio de cien metros con garaje...) se descuenta tu jornal de albañil y los materiales que hayas pagado en la construcción, el resto te lo paga el ayuntamiento; al que le irás pagando la casa tranquilamente a una maravillosa cuota de 15 EUROS AL MES. Así de sencillo, sin intermediarios que encarecen el precio final de la vivienda; sin inmobiliarias que se forran sin hacer nada, sin comerciales, trabajando tu en la construcción de tu casa que estás haciendo a tu gusto...
  Eso es política ciudadana, eso es democracia de izquierdas de verdad. Pero la de verdad, que a la gente se la mide por acciones, no por sus palabras. Grande Gordillo y grande Marinaleda, un auténtico ejemplo de democracia popular. ¡¡Aupa Marinaleda!!

No hay comentarios: