¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

jueves, 20 de septiembre de 2012

Los vampiros de la CEOE pronostican 6 millones de parados para 2013 ¡mientras exigen más despidos en el sector público!







El paro escalará al 25,2% en 2012 y al 26,5% en 2013, tras rozar la cifra de los seis millones de parados, según las últimas previsiones de la CEOE. Ello no les impide reclamar un "plan detallado" para reducir empleados públicos. Y luego hay quien dice que la lucha de clases ha muerto...

La economía española se contraerá un 1,6% tanto este año como el año que viene, mientras que el paro escalará al 25,2% en 2012 y al 26,5% en 2013, tras rozar la cifra de los seis millones de parados, según las últimas previsiones de la CEOE, que ayer miércoles presentó su informe sobre previsiones macroeconómicas en 2012 y 2013.
   Las perspectivas de empleo de la CEOE son especialmente pesimistas, ya que la patronal cree que el empleo ha entrado en una nueva espiral de deterioro con la vuelta a la recesión. En esta situación, el empleo caerá un 4,8% este año, al destruir más de 800.000 puestos de trabajo, y un 3,4% en 2013.
   Con esta evolución, según el informe, el número total de parados alcanzará un nuevo máximo histórico este año con 5,8 millones de personas y rozará los 6 millones el año que viene. Así, la tasa de paro escalará al 25,2% este año y al 26,5% en 2013.
   No obstante, por si fuesen ya poco desempleados, la CEOE cree necesario elaborar un "plan detallado" para reducir el personal del sector público vinculado a empresas públicas o políticas de gasto que generan "ineficiencias y duplicidades" y que no suponen un servicio esencial ni para ciudadanos ni para las empresas.
   Así consta en la lista de prioridades para los Presupuestos Generales del Estado de 2013 y 2014 que ha planteado la patronal y que vienen recogidas en su último boletín de noticias. Desde luego, son insaciables, más que una organización patronal son un auténtico clan de vampiros modernos sedientos de sangre obrera, que se pueda convertir en beneficios económicos para los intereses de clase de la burguesía. También, por supuesto, en privatizaciones y reducción de derechos sociales y laborales.
   La organización empresarial sostiene que hay que volver a la senda de la consolidación presupuestaria para recuperar la credibilidad, pero incorporando cambios en la política fiscal. La CEOE argumenta que para alcanzar el equilibrio presupuestario y un crecimiento económico sostenido se necesita un ajuste a medio plazo de los gastos estructurales del conjunto de las administraciones públicas, por lo que apuesta por diseñar una "hoja de ruta" de reformas estructurales en el sector público.
   En este sentido, señala que una de las partidas de gasto estructural "que no ha parado de crecer" ha sido la de la remuneración de los asalariados del sector público. La secta vapírica que llaman "patronal" aboga por recortar personal para que el tamaño del sector público "se ajuste más" a las necesidades de la economía, permitiéndole su sostenibilidad a medio y largo plazo y consiguiendo así margen para reducir la presión fiscal.
   "La estrategia adecuada no es una reducción de salarios en horizontal, que es desincentivadora y daña el capital humano de la Administración, sino una reducción efectiva del número de empleados públicos", sostiene.
   Dentro de su batería de propuestas presupuestarias, la CEOE también aboga por fijar "en número y cantidad" las subvenciones que reducen "artificialmente" los precios de los servicios públicos prestados tanto por el estado, como por Ayuntamientos y CCAA, para "no generar competencia desleal con el sector privado". Es decir, limitar lo máximo posible la financiación y la suministración de recursos económicos a lo púiblico, para que el sector privado pueda hacer el gran negocio a costa de acabar con nuestros derechos más elementales, ponerlos al servicio del mercado, y jugar así con el futuro y las vidas de millones de personas.
   Pero no contentos con ello, quieren más: lo quieren todo. La patronal sigue apostando por una "mayor participación del sector privado en los servicios públicos" con el fin, argumenta, "de ganar en eficiencia y calidad y de reducir costes", y sitúa la Sanidad y la Educación como dos ámbitos donde la aplicación de estas medidas puede suponer "un importante ahorro presupuestario". ¿Queda claro cuáles son las joyas de la corona en las que los vampiros de la CEOE han puesto sus ojos, no?
   La organización empresarial defiende además la necesidad de seguir luchando contra el fraude fiscal. Resulta más que gracioso cuando el 75% del mismo lo cometen empresas pertenecientes a la propia CEOE, tal y como diversos estudios han puesto de manifiesto. Así, pues, no solo quieren arrebatarno nuestros derechos básicos y hacerse cada vez más ricos a costa de nuestra salud, nuestra educación y, en general, la calidad de nuestras vidas, sino que encima nos toman por estúpidos. 
   Para luego encima tener que escuchar en boca de tantos obreros aquel viejo cuento de la propagada capitalista, ta bien asimiliado por la socialdemocracia, el erucomunismo y otras corrientes ideológicas dizque de izquierdas, de que la lucha de clases ha muerto. Al final, como siempre, el tiempo pone todo en su sitio. Y el tiempo, en una sociedad capitalista, no es otra cosa que la demostración palpable de la lucha de clases como motor de la historia. Aquí otro ejemplo más...

No hay comentarios: