¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

viernes, 12 de octubre de 2012

¿Celebrando el exterminio de una raza?




Época de crisis. Miles de familias en todo el estado español que lo están pasando francamente mal, mes a mes, para poder sobrevivir. Entre ellos hay muchísima gente que está siendo desahuciada, comedores sociales llenos de gente que no tienen ni para comer, seres humanos revolviendo entre los cubos de basura buscando algo que contente su hambriento estómago.
Aunque estuviera escribiendo años jamás podría expresar el asco que siento en estos momentos en el que el fantasma del paro, el espíritu de la desolación y el ente de la exclusión social planean por la sexta parte de la población de gente que habita en esta península ibérica. Pero eso no parece importarle a las clases dirigentes, ellos no han hecho casi esfuerzos ya que su vida sigue igual. Siguen viviendo bien, con sus lujos, sus ventajas, su boyante economía mientras que el resto de los ciudadanos hemos tenido que hacer muchísimos sacrificios, algunos más de los que eran estrictamente necesarios para sobrevivir.
Hablan de sacrificios por el país, apelan a nuestro sentimiento nacional y a la solidaridad. ¿Una solidaridad como la suya que llevan sus ahorros a paraísos fiscales como Andorra, Gibraltar, Suiza o las míticas Islas Caimán?
No. No puedo sentir ese orgullo nacional porque no tengo dinero como vosotros para llevármelo a otros países y aunque lo tuviera jamás podría sentirlo. Me da igual vuestro invento de país. No quiero saber nada de esa bandera roja y gualda construida a base de exterminios de pueblos, de raza, de expolios, de saqueos de violaciones, de imponer un idioma y una cultura a base de la espada y la biblia. No, no puedo sentir ningún aprecio por esa bandera por muchas copas del mundo que ganeis o por muchas ensaladeras que traigan para acá. Quizás los más débiles de espíritu se contenten con eso, mi alma y mi ser ávidos de experiencia y de cultura han leído demasiado como para contentarse con esa mierda.
¿No os da verguenza gastaros más de un millón de euros para desfilar unos soldaditos y unos avioncitos mientras hay gente en las calles anexas que están rebuscando en la  basura?
No. No os da verguenza, ¿por qué os iba a dar?
Vivís en otro mundo. Uno irreal, de ciencia ficción. Os creeis que la gente se queja por no poder pagar el club social o por no poder tener un yate. No, dar una vuelta por la calle y veréis los problemas reales de la gente mientras la bandera roja y gualda forjada con la sangre de millones de inocentes llora por saberse cómplice de aquella matanza. Quizás ella pueda perdonaros, yo nunca lo haré...


No hay comentarios: