¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

jueves, 30 de mayo de 2013

Los inicios del Rayo Vallecano. El fútbol antes del Rayito


Corrían los locos años diez (1910-1920). En España se empezaba a importar una actividad llamada deporte, que ya era muy común en otros países como Inglaterra y Francia. Aquí, aún, estaba por descubrir. Entre todos los deportes que se practicaban había uno que gustaba especialmente en la clase obrera. Se llamaba "Football" (al principio lo importaron de Inglaterra, donde nació, y no se molestaron ni en traducirlo).
Este deporte, al principio, tan solo lo practicaban las clases pudientes (obvio, pues los trabajadores no tenían tiempo libre aunque quisieran...) y los extranjeros que venían a nuestro país (principalmente, estudiantes y militares).
Por aquella época en Madrid los clubs punteros eran el Atlhletic club de Madrid, el New Football Club (Germen del mayor cáncer futbolístico que parió nuestro país o sea el Real Madrid) que luego pasó a llamarse Madrid FC y luego la caca que todos conocemos...
A la sombra de esos dos equipos había otros  equipos que se iban ganando el corazón de aquellos primeros aficionados al Fútbol. Uno de ellos era la Gimnástica Española con sede en el centro de Madrid. Otro se llamaba Retiro FC y aunque nunca llegó muy lejos, fue un impresionante vivero para otros equipos madrileños.
A la sombra de esos equipos en Vallekas había varios equipos de aficionados jugando al fútbol (Regional FC, Puente de Vallecas, Excélsior, Galileo, Etc...) y uno de esos equipos empezó a despuntar sobremanera: Racing Club de Madrid. Un equipo afincado en el Puente de Vallecas y que empezó a atraer a aficionados a sus  filas de forma impresionate (el fútbol ya era un deporte muy popular en aquella época por Vallecas entre sus casi veinte mil habitantes...)
Este equipo se fundó con los restos de otro muy popular por la zona del Retiro y Vallecas que se llamaba Español de Madrid y que acabó desapareciendo por graves problemas internos. También se nutrió de muchos jugadores del Regional FC, equipo que acabó desapareciendo por la falta de jugadores antes de los años 20. El Racing Club se fundó en 1914, un 13 de septiembre en el Colegio Cisneros. Empieza disputando sus partidos en el heredado campo del Español madrileño, el campo de la exposición y la idea era crear un equipo de fútbol que superara en popularidad al Madrid CF y a la Sociedad Gimnástica Española madrileña (equipo que también desapareció unos pocos años después). El Athletic de Madrid, aún era un equipo pequeño al ser un embrió del Atlhletic de Bilbao y actuaba como filial de los vascos en las competiciones oficiales y servía como banco de pruebas para jugadores reservas, fichajes, etc...
Los primeros años de este equipo fueron espectaculares, ganando el título en el campeonato Regional centro en su primera temporada (14/15) y subcampeón en las dos siguientes (15/16 y 16/17) En 1917 cambia de campo trasladándose al Campo de Hermosilla y más tarde, en 1918 se traslada a su campo definitivo, el Campo de Martínez Campos. El equipo debuta esa temporada, (la 1918/1919) en la copa de España gracias a su gran papel en el campeonato regional centro (tercero en la temporada 1917/1918) por delante de clubs importantes como la gimnástica española o la ferroviaria. 
En copa hacen un papel espectacular. Se convierte en el equipo preferido de Vallecanos y de muchos madrileños del mundo de la farandula, espectáculo y del "Bohemio vivir" (como dicen las crónicas de la época..jeje). Frente al dinero (ya por esa epoca..) con el que el Madrid FC o la Gimnástica Española pagaba a sus jugadores (cosa prohibida en aquella época pues el deporte, en especial el fútbol, era amateur y había clubs como el madrid que pagaban con productos, trabajos, alimentos,etc...) el Racing Club era un equipo totalmente amateur en el que los jugadores corrían con todos los gastos para competir, pagándose los viajes, los árbitros, etc.
En aquella espectacular temporada, y con el empuje de cientos de vallekanos en la grada, el equipo completa una gran temporada llegando a ser campeones del Campeonato Regional Centro (por segunda y última vez en su historia..) y llega hasta cuartos de final, eliminado en un partido de desempate por el todo poderoso (en aquella época, claro...) Arenas de Guecho, a la postre campeón del torneo más importante de España en aquella época. ( Se perdió 8 a 2 en Euskadi, se ganó 2 a 0 en casa, y el partido de desempate fue una derrota en casa por 1 a 2. Antes no había goles en campo contrario ni nada de eso y si ganaba cada uno un partido, pues desempate en un campo a sorteo o a determinar por las dos directivas)
Antes de comenzar la siguiente temporada, en septiembre, es tanta la fama del equipo que se intenta hacer una gira por sudamérica para promocionarse. Por culpa de tramites burocráticos no llega a realizarse dicha gira hasta muchos años después...
En aquella época (finales de los años diez, principios de los 20) empezaron a aparecer varios equipos de aficionados por la zona de vallecas. Trabajadores que se dedicaban a jugar al fútbol en sus ratos libres, los domingos por la tarde. Uno de esos equipos era el Numantino, que disputaba sus partidos amistosos (y algún que otro trofeo entre equipos de la zona) en un solar que había en Peña Gorbea. 
Era uno de los equipos más potentes entre los clubs aficionados de la zona y uno de los que solía ganar casi siempre pero a final de la temporada 1923/1924 hay problemillas entre varios jugadores y directivos de ese club. Finalmente los problemas conducen a la escisión de varios miembros del equipo, y el 29 de mayo de 1924, en la Calle de Nuestra Señora del Carmen, 28 (ahora llamada Puerto del Monasterio,8) se funda la Agrupación Deportiva El Rayo. El nombre es una idea de uno de los fundadores, Luis González Rubio, y ese nombre gusta mucho al resto de los aficionados que lo acaban dejando con el beneplácito de todos.
El primer presidente del Rayo fue el señor Julián Huerta Priego, elegido democráticamente entre todos los que se habían ido del Numantino para fundar El Rayo.
El primer partido que jugó el Rayo en su historia fue contra el Numantino, en el mes de mayo de ese año, con victoria rayista por 3 a 1. A los numantinos le sentó tan mal la derrota que hicieron desaparecer el equipo para siempre.
 Después de ese partido exitoso se juegan varios amistosos contra otros equipos de la zona y en verano consigue su primer título. Un trofeo que se llamaba Trofeo de la Verbena de Entrevías, en las fiestas de este barrio. Al poco tiempo, se consigue el Trofeo que organiza uno de los  máximos rivales de la época, el Excélsior. El club empieza a llamar la atención de los vallecanos (que no consiguen desquitarse de la atracción del Racing Club pero algunos ya vienen a ver los partidos)
Otro trofeo más se consigue esa temporada para las recién inauguradas arcas vallecanas. Uno de los torneos más prestigiosos para equipos de aficionados de la época, el de Vallehermoso. Se ganó al Club Galileo en la final. Cuentan las crónicas de la época que algunos aficionados del Galileo se enfadaron ante el "escándalo que montaban los aficionados vallecanos". ¡¡Ay, pobres sí supieran que ellos eran el germen de una de las mejores aficiones que hay en la actualidad en este maltratado país!!
(Continuará....)

1 comentario:

Luis Celaa dijo...

Otro dia contaremos mas de esta apasionante historia