¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

martes, 19 de noviembre de 2013

Insultar o amenazar a un policía en una manifestación se sancionará con hasta 30.000 euros, pero la norma podría ser inconstitucional

La Asociación de Jueces Francisco de Vitoria compara este proyecto con la Ley de Vagos y Maleantes o la Ley de rehabilitación social del franquismo.Jueces para la democracia pide al Gobierno "no castigar a quienes expresen su disconformidad" con una ley "muy represiva" y con multas desorbitadas.Ada Colau (PAH) llama a un día de 'Desobediencia General' si se aprueba, mientras el 15-M confía en la "inteligencia colectiva" para buscar nuevas vías. El Sindicato Unificado de Policía califica de "absurdo y desmesurado" sancionar con 600.000 euros: "¿Piensan que va a ser Botín el que se manifieste?"
La Ley de Seguridad Ciudadana que prepara el Gobierno de Mariano Rajoy, por la que se sanciona duramente insultar a un policía, realizar escraches o grabar a agentes de seguridad, es "innecesaria", "autoritaria" y recuerda "a la ley de Vagos y Maleantes o a la Ley de rehabilitación social que existía en el franquismo", según explican las principales asociaciones de jueces de España, que detallan la intención de frenar las actuaciones críticas con el Gobierno y no la defensa de la seguridad.

En línea con lo que sugiere Ada Colau o la confianza depositada en la inteligencia colectiva popular del 15-M, sugerimos desde Insurgente que se habiliten las estrategias pertinentes para la creación urgente de palabros no definifidos aún como insultos.
En ese apartado podríamos utiilizar "Hijo de Aznar", "Borbón de los borbojones", "Eres un Urdangarin",  en el caso de que sean de sexo masculino los policías, y "Pedazo de Esperanza Aguirre", "Anabotellera", "Hija de Botella", si las agentes tuvieran sexo femenino. Se admiten sugerencias hasta el día en que se apruebe esa nueva ley franquista.

No hay comentarios: