¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 26 de febrero de 2014

Emprende escribiendo o las 11 reglas para convertirse en escritor profesional

Si hay un tema que está de moda últimamente es el de los emprendedores. La situación económica, el alto porcentaje de paro y la precariedad laboral hacen que, de pronto, buscarnos la vida por nuestra cuenta se convierta en una buena alternativa. Sin embargo, lo que yo quiero plantearte es ir un paso más allá: ¿por qué no emprender escribiendo?
Piénsalo: trabajar desde casa haciendo lo que más te gusta, dedicarte en cuerpo y alma a ello, convertir la escritura en tu profesión… ¿Suena bien? ¿Se parece a tu sueño? Si la respuesta es afirmativa, espero que esta lista de consejos, basada precisamente en las reglas a tener en cuenta para emprender, te ayude a hacerlo realidad.

1. Empieza hoy


Es el primer punto pero el más importante: empieza hoy mismo. No mañana, ni el próximo lunes, ni el mes que viene cuando acabes con ese proyecto que tienes entre manos.
Si realmente quieres dedicarte a escribir, ¡empieza ahora mismo! Bueno, puedes terminar de leer este capítulo antes, si quieres.

2. Organiza tus prioridades


Tanto si quieres compaginarlo con otro trabajo o con tus actividades, tienes que marcarte un horario mínimo cada día para dedicarle a la escritura y cúmplelo.
Si vas dejando para el final del día la escritura, como una tarea menos importante, al final no lo harás o estarás demasiado cansado para hacerlo bien. No lo olvides: ahora es tu trabajo, no un hobbie. Respétalo.

3. No te obsesiones con la idea


Como suelen decir en cualquier charla para emprendedores, la idea es lo menos importante. No te obsesiones con conseguir una idea original para una novela porque es posible que acabes estancado en esa búsqueda.
Piensa en la cantidad de novelas que has leído con temas o ideas semejantes como base, pero distintas en la forma en que se habían desarrollado. Lo más importante es tener ALGO que contar y contarlo bien. Lo más importante es que escribas.

4. Crea una hoja de ruta


Cuando se trata de emprendedores, se trata de un plan de negocios. A la hora de convertirte en un escritor profesional, también puede ayudarte crear algo parecido, una especie de hoja de ruta.
Piensa que escribir un libro es un trabajo largo y puede hacerse cuesta arriba en ocasiones. Una vez sepas el tema que quieres tratar en tu novela, analiza los recursos que vas a necesitar (como la documentación), piensa en el lector al que quieres dirigirte, estudia los libros que hay en el mercado para esos lectores objetivos, analiza el mercado actual (editoriales, autopublicación…), investiga casos de éxito dentro del mundo editorial, busca libros parecidos al que tú quieres crear y léelos.
Aunque no realices un plan de negocio al uso, al menos haz tus deberes, empápate y conoce el mundo en el que te vas a meter y, sobre todo, crea un planning para cada etapa, calculando las semanas que dedicarás a cada una de ellas. Trabajar con metas a corto-medio plazo hará el proceso más llevadero y factible.

5. Analízate


Mira dentro de ti y analiza con lupa tu escritura. Reflexiona sobre tus puntos fuertes y explótalos. Encuentra tus puntos débiles y evítalos o intenta mejorarlos (o ambas cosas).
Si te resulta difícil hacer este análisis por ti mismo, puedes buscar ayuda externa a través de foros u otros lectores que te hagan críticas constructivas o alguna empresa que se dedique al análisis de textos literarios.

6. Fórmate


Aprender a escribir lleva toda una vida, así que nunca dejes de formarte. Haz todo lo que necesites: aprende, acude charlas o a clases si tienes oportunidad, lee libros sobre escritura, lee novelas pertenecientes al género que quieres escribir, pero lee también otros géneros y novelas… Lee ficción y ensayo. Lee revistas, mira películas, ve a exposiciones, llénate de historias y experiencias. Crece como persona y crecerás como escritor.

7. Rodéate de gente positiva


Éste punto es muy importante para la aventura en la que quieres embarcarte: necesitas a gente que te apoye a tu alrededor. Esto no quiere decir que sólo puedas tener en tu vida a gente que te dice lo maravilloso que eres y lo genial que es lo que escribes. Al contrario, las críticas constructivas son muy útiles, pero las personas que sólo te dicen que no puedes hacerlo, que estás loco y te llenan la cabeza de inseguridades y mensajes negativos te impedirán conseguir tus sueños. Aléjate de ellas.

8. Busca inversión


En relación con el punto anterior, vas a necesitar gente que te apoye emocionalmente, pero va a hacerte falta también un apoyo económico si quieres dedicarte a escribir en exclusiva.
Una novela es un trabajo que te llevará, como mínimo, entre seis meses y un año. Como mínimo, y eso sólo para escribirla.
Las facturas no esperarán tanto para que puedas pagarlas. Si no tienes unos ahorros que te ayuden a poner en marcha tu empresa, busca el apoyo de los que tienes cerca (amigos y familia) o intenta compaginarlo con otros trabajos para sobrevivir ese tiempo.

9. Créetelo


Eres escritor. No significa que seas bueno o malo, solamente que eres un escritor (o escritora). Mírate al espejo y repite en voz alta: “Soy un escritor”.
Repítelo cuantas veces necesites hasta que te lo creas. Tienes que estar convencido porque si tú mismo no te lo crees, ¿por qué tendrían que creérselo los demás? ¿Por qué tendrían que ayudarte o respetar tus horarios? ¿Por qué van a leer tus libros, a comprarlos, si no eres un escritor? Ahora esta es tu profesión, créetelo.

10. Sal del cascarón


Puede que ésta sea la parte que menos te guste, pero es así: tus libros no se venderán solos, especialmente si en tus planes está la auto-publicación o co-edición.
Necesitas que te conozcan. Una vez te hayas puesto a escribir, plantéate crear un blog o hacerte un perfil en las redes sociales para luego intentar mantenerte activo en ellas.
Esto no quiere decir que tengas que dedicarle más tiempo que a la escritura. Compagínalo, reserva un tiempo en tu agenda para tu vida “pública” y disfruta de ese rato que le dediques.

11. Persevera


No te preocupes ni te impacientes si las cosas no salen a la primera. No te rindas. Aprende de tus fallos y resurge de tus cenizas, en eso consiste el “emprendizaje”.
Vas a poner en marcha una carrera a largo plazo y recuerda que para emprender y para escribir, más importante aún que el talento es la perseverancia.

Hasta aquí las once reglas para convertirse en escritor profesional. ¿Qué opináis? ¿Añadiríais algún otro punto?

No hay comentarios: