¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 19 de febrero de 2014

"La Señora de la Sabiduría" por Sonia Madrid, Luis Celaá y Elena Márquez







-Los Caballeros Templarios y la Señora de la Sabiduría:
-----------------------------------------------------------------------------
Los caballeros Templarios fueron monjes guerreros, y, al igual que muchos otros monjes de esa época histórica, fueron devotos de "Nuestra Señora" o de la "Señora Sabiduría" (La contrapartida femenina de Cristo).
Si leemos las reglas del Temple, veremos que el termino "Nuestra Señora" se utiliza muchas veces (tanta o quizá más, que los términos "Señor", "Dios" o "Jesucristo"). En ciertas ocasiones de la regla, los términos "Dios" y "Nuestra Señora", o "Dios" y "Señora Santa María" se utilizan preferentemente, mientras que el término "Virgen" no se utiliza mucho. Del mismo modo, los únicos santos que se nombran (Al margen de las referencias a días de ayuno o a festividades) son San Pedro, San Pablo y Santa María de Magdalena. Esta última goza incluso del epíteto de "Gloriosa", que indica cierto énfasis en colocarla por encima de su propia santidad, ya que los otros santos no reciben semejante calificativo. En la parte de la regla que se refiere a la "Recepción en la Orden", se puede leer lo siguiente:
"... pero primero habrás de decir las horas de Nuestra Señora y las del día siguiente, porque fuimos establecidos en honor de Nuestra Señora; por tanto, di las horas de Nuestra Señora, ya estés de pie o sentado.
..... Y las horas de Nuestra Señora deberán decirse en primer lugar, excepto las completas de Nuestra Señora, que se dirán al final, porque Nuestra Señora es el inicio de una nueva Orden, y en ella y en su honor, si a Dios le place, estará el fin de nuestras vidas y el fin de nuestra Orden, siempre que Dios así lo quiera".
En la parte de la regla que trata de la ceremonia de la recepción en la orden, el candidato se compromete a cumplir siete promesas dedicadas a la orden y a mantener una conducta personal mediante promesas a la divinidad (Como se expresa con la frase: "Dios y la Señora Santa María").
Creo que es importante que consideremos el lado monástico de los templarios. Para poder hacerlo es necesario que estudiáramos primero la enseñanza cisterciense-benedictina de San Bernardo de Claraval, que fue su patrón y padre espiritual. (Este santo monacal y reformador fue quien dio al Temple su regla. Algunos de los Templarios que estuvieron presos en Chinon durante su persecución por herejes, compusieron una plegaria en la que mencionaba a San Bernardo como fundador de su religión, la cual pertenecía a Nuestra Señora)
La doctrina de San Bernardo se basaba principalmente en el cántico amoroso y espiritual del Antiguo Testamento, "El Cantar de los Cantares", atribuido al Rey Salomón. El santo escribió un buen número de textos basados en aquella composición poética en la que veía a la negra Sulamita, la Sagrada Novia del Novio, como la Iglesia personificada en el alma de las almas y de cada alma individual. Para él, su novio era Cristo. En este cántico espiritual al amor de la colectividad eclesiástica, el alma individual entregada a Cristo y viceversa, era el amor sentido por la Novia hacia el Novio.
San Bernardo también sentía una devoción especial por la Virgen Negra, que comúnmente representaba no solo a María, sino también a la negra Sulamita del Cantar de los Cantares. 
Esta María también se asociaba a cierta Diosa "pagana". Según algunos investigadores, cerca de los muchos lugares en donde hay Vírgenes negras, hay también enclaves templarios.
Otra representación de la Virgen Negra es la que aparece en lugares en los que existieron centros caballísticos, tales como el Languedoc, en el sur de Francia. También hubo centros caballísticos en Troyes (En donde los Templarios recibieron la regla de su Orden, y en donde se encontraba la corte de sus jefes y miembros fundadores, asimismo atendida por judíos). La casa madre de los Cistercienses en Citeux contrató a judíos para que ayudasen a los monjes en la interpretación hebrea del Antiguo Testamento.
Así pues, no solamente había sido reconocida por la corte de Troyes la Señora Sabiduría, en la devoción popular a la Virgen, sino que también lo fue a Magdalena (La Iglesia más antigua de Troyes está dedicada a María Magdalena).
Por tanto, en el lado monástico de los templarios encontramos la prueba de la devoción sagrada al culto de la Virgen María, la María Negra y la Santa María Magdalena.
Los Templarios, como tantos otros caballeros de la época prestaban mucho atención a las canciones, poemas, relatos y música de los Trovadores. Fueron los caballeros y miembros de las cortes de Languedoc los primeros trovadores, y su influencia se dejó sentir también en las cortes del Norte. Su patria fue el Languedoc, que también era el hogar del culto a Magdalena, Este junto con el ideal trovadoresco, terminó por llegar a las tierras septentrionales.
Espero que os haya gustado mi reflexión sobre los Templarios y su culto a la Señora de la Sabiduría, o sea Santa María Magdalena. A continuación os pongo los libros de donde he sacado esta información y con los que he llegado a mi conclusión:
"Breve historia de los Caballeros Templarios" de Guillermo del Tiro (Columbia University Press, Nueva York, 1943)
"Salomé: La Dama del Grial" de la Santa Biblia: Nueva versión internacional (Hodder and Stoughton, Londres, 1979)
"El Legado de María Magdalena" por Malcom Barber y Elaine Pagels, (Ed. Vintage, Nueva York, 1989)
"Los Caballeros Templarios y la Señora de la Sabiduría" por Richard Barber, Ean Begg y Susan Haskins (Ed. Pinguin. Nueva York, 1995)
"María Magdalena: La Señora del Grial" por Paul Broadhurst y Hamish Miller (Ed. Pendragon Patnership, York, England. 2000)

por Sonia Madrid, Luis Celaá y Elena Márquez.

No hay comentarios: