¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

sábado, 15 de marzo de 2014

La ignorancia de Rajoy (Aunque se crea muy listo). No sabía quien era Leopoldo María Panero

LMP siempre fue admirado por los jovenes
LMP siempre fue admirado por los jovenes
Los pésames institucionales del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, son de lo más curioso: en 2014 ha transmitido solamente seis: por el poeta Juan Gelman, las víctimas de un accidente aéreo en Argelia, el empresario Ricard Fornesa, el guitarrista Paco de Lucía, la poeta Ana María Moix y por el crítico José María Castellet. Sin embargo, no hubo condolencias a la viuda del poeta Juan Luis Panero, la médico catalana Carmen Iglesias, que sí recibió las del ex presidente de Colombia, Belisario Betancourt. Tampoco las expresó hacia su hermano Leopoldo María Panero, a pesar de que su fallecimiento ocupó la portada de prácticamente todos los periódicos de España y la noticia fue reproducida por numerosos medios internacionales. “El presidente no puede leerlo todo, posiblemente no sabía quien era Panero”, alegan en Moncloa como justificación.
Rajoy se olvidó de LMP: sus admiradores no
Rajoy se olvidó de LMP: sus admiradores no
Ni Zarzuela ni los partidos de la oposición parlamentaria tampoco redactaron ni una sola línea tras la muerte del que era el más popular de los poetas españoles y un auténtico ídolo entre los jóvenes degustadores de poesía: Leopoldo María Panero. Y Rajoy no puede alegar olvido ni exceso de trabajo: el presidente ha dado órdenes para que solo le programen 1 acto por día, y si es posible, menos (la semana pasada solo intervino en dos: la clausura del congreso del PP vasco y la recepción al ministro de Exteriores ruso). Esta semana, de hecho, solo tendrá 9 actividades en 7 días (consultar la agenda de Rajoy de esta semana en fuentes).
LMP en "El Desencanto"
LMP en “El Desencanto”
Leopoldo María Panero, que falleció prematuramente a los 65 años por un fallo multiorgánico, había vaticinado que “seguro que si me muero publicarán el gran poeta maldito injustamente tratado de monstruo” o que “Mi epitafio será algo así como el gran poeta maldito que fue tratado injustamente”. Una vez más, acertó en su carácter visionario, como todo buen poeta: “Leopoldo María Panero, maldito sea” (El País), “Muere Leopoldo María Panero, el poeta maldito entre malditos” (RTVE), “Leopoldo María Panero, el último viaje del poeta maldito” (El diario.es), “Muere Leopoldo María Panero, uno de los últimos poetas malditos” (Libertad Digital), “Muere el poeta Leopoldo María Panero, arquetipo del malditismo” (20 Minutos), “Muere Leopoldo María Panero, poeta incorrecto de genio maldito” (Diario Vasco), etc…
LMP, ya con el rostro ajado
LMP, ya con el rostro ajado
Lo cierto es que, aunque el adjetivo parezca inagotable y recurrente, Leopoldo María Panero era considerado el mejor poeta vivo por gentes tan poco dadas al halago fácil como el novelista Juan Goytisolo o el dramaturgo Fernando Arrabal.También era el poeta español más traducido y el de mayor venta, sobre todo entre los jóvenes degustadores de poesía. De ahí que el mezquino gesto de Rajoy hurtándole el homenaje público aLeopoldo María Panero retrate más a quien lo profiere que a su víctima.
Michi y LMP en "Después de tantos años"
Michi y LMP en “Después de tantos años” (dtor Ricardo Franco y Andrés Santana prod.)
En una de sus últimas entrevistas, Leopoldo María había declarado que “estoy a favor del movimiento de los indignados”, se declaraba “antisistema” y había confesado también que su aspiración era “largarme de este país de mierda. Me quiero ir a uno donde respeten la educación, la cultura y el cuerpo humano“. “Los manicomios y España son la sistemática prohibición del principio del placer freudiano. No se puede ni quitar uno el zapato cuando le duele el pie“, decía. Disciplinado en las entregas, según todos los editores que trabajaron con él, nunca faltó una noche al Hospital Psiquiátrico de Las Palmas de Gran Canaria que lo albergaba. Tampoco rehuyó nunca su medicación y había abandonado el alcohol hacía muchos años.
Michi, Felicidad Blanc (la madre) y Juan Luis Panero
Michi, Felicidad Blanc (la madre) y Juan Luis Panero
Tan solo su adicción al tabaco –que apenas saboreaba con dos o tres caladas pero eso sí, sin desmayo, tirando constantemente un cigarrilo y encendiendo otro– y a la coca-cola (antes del ERE) o a los vasos de leche, ni siquiera le dejabandormir la siesta en los bancos de la calle Triana de la capital grancanaria. Siempre había un policía municipal acechándolo, ignorante de quien era el transeúnte y a pesar de que numerosos turistas aprovechaban la agradable sorpresa de su inesperado encuentro para fotografiarse con él.
LMP, Felicidad y Michi
LMP, Felicidad y Michi
Después de las dos célebres películas rodadas –primero “El Desencanto” y luego su secuela “Después de tantos años“– al menos una docena de cineastas han rodado “cortos” sobre el mediano de los hijos del también poeta Leopoldo Panero, que se han emitido en varios festivales de cine dentro de ciclos homenaje a su figura cuando aún estaba vivo. Catálogos y libros también se editaron con motivo de lo que fue el film más emblemático de la España de mediados de los 70, hasta el punto de que uno de ellos se titula “Después de tantos desencantos“, pues reune las opiniones y poemas de los tres hermanos sobre las dos películas y las entretelas de los rodajes. Y hasta una Biblioteca Panero se ha inaugurado entre las editoriales de lengua española. La prolífica labor de esta familia de poetas que se ha extinguido ocupó la segunda mitad del siglo XX y los dos hermanos fueron comparados incluso con los Machado.
Leopoldo Panero (padre)
Leopoldo Panero (padre)
Leopoldo Panero (padre) comenzó siendo republicano y comunista con César Vallejo y Pablo Neruda pero terminó en el bando de Franco en la guerra civil tras sufrir un simulacro de fusilamiento. Desde su cargo en Londres como alto responsable cultural, intentó la unión de las dos Españas por la vía de poetas como Luis Cernuda o pintores comoRamón Gaya. Leopoldo María Panero y su hermanoJuan Luis también fueron simpatizantes algo heterodoxos del Partido Comunista, circunstancia que contaba en “El Desencanto” con cierta jocosidad el tercer y menor de los hermanos, Michi Panero, –”un escritor sin libros” le decían–. La película “El Desencanto” fue producida por Elías Querejeta y diridida por Jaime Chávarri.

No hay comentarios: