¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

lunes, 30 de junio de 2014

"No tenemos miedo" por José Antonio Penedo "Waska"


Por J.A.Penedo "Waska"

"Condeno la violencia, la física, la verbal, la escrita. Sea en persona o sea cibernética  en las redes sociales. El año pasado, de los 42.437 delitos cometidos en Internet, 9.064 fueron sobre amenazas y coacciones. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado detuvieron a 5.054 personas durante 2013 por delitos cometidos en Internet, lo que se conoce como cibercriminalidad, según datos publicados por el Ministerio del Interior.
- Este año viene calentito. Poco a poco van apretando las tuercas, desde el mal entendido por la sociedad como el poder, y nos oprimen cortando la poca libertad que nos van dejando. El Ministerio del Interior ha decidido emplear las tipologías penales descritas en el convenio sobre criminalidad de Budapest. No obstante, existen otras tipologías en las que centra su atención, como los delitos contra el honor, las amenazas y coacciones y los delitos contra la salud pública, cuando los medios empleados en su comisión son las nuevas tecnologías, amparadas en la rapidez, anonimato, comodidad y amplitud de alcance.
- El asesinato de la presidenta del PP de León, Isabel Carrasco, hace más de un mes, inició dos oleadas por las redes sociales. Una no condenable, como ha pasado con la derecha mediática que acusaba sin pruebas y de manera precipitada a radicales de izquierda, culpándonos de una venganza vinculada al cargo de la mandataria. La otra ola es la que concluyó con más de 20 detenciones a personas por realizar algún tipo de comentario jocoso sobre el tema. Siendo sarcástico, podría decir que el reírse de uno mismo y de nuestras desgraciaras es la auténtica marca España.
-  Los días posteriores al asesinato de Isabel Carrasco, la Guardia Civil puso en marcha una operación contra el enaltecimiento del terrorismo en las redes sociales e Internet, y por humillación a víctimas del terrorismo. Hay un supuesto delito de apología para la comisión de asesinatos por pedir que ¨se mate a los políticos¨. 
- Siendo justo e íntegro con mis pensamientos, no puedo condenar únicamente los comportamientos de la derecha más casposa, esa que entre otros sitios, milita en las Nuevas Generaciones del PP, cuando publican como si fuera una moda, por sus perfiles en las redes sociales y sin pena ni gloria, vanagloriándose de potar banderas que incitan a pensar inmediatamente en ideología nazi-fascista, en hacer saludos con el brazo extendido mofándose de los muertos del bando republicano que hay por las cunetas españolas o pidiendo el asesinato de los rojos anti-sistema. Creo que también tengo que condenar a esas personas que desean la muerte a los políticos que consienten que haya suicidios de afectados por las hipotecas, con la complicidad de los bancos que les quitan sus casas.
- Tendría que abrirse un debate sobre si tiene que prevalecer la libertad de expresión o si el insular o pedir la muerte de una persona, casi siempre amparándose en el anonimato de Internet, es delito. 
- Ni siquiera presentando ILPs (Iniciativas Legislativas Populares) con más de un millón cuatrocientas mil participaciones, como pasó con la de las hipotecas, hacen caso en el Congreso.
- Así que, como para pedir una iniciativa a debatir sobre este caso o la reciente sobre la continuidad de la monarquía en esta nación.
¿Dónde está la diferencia entre insultar a la periodista Ana Pastor, sin castigo, e insultar a un político? ¿Por qué se prohíbe las letras del rapero comunista Pablo Hasel y otras de extrema derecha no?
Lo que indigna a la ciudadanía es que solo se castiga a determinados sectores de la sociedad y otros permanecen inmunes o c asi. Ha costado mucho cerrar en Facebook la página del grupo homófobo Pilla-pilla, cerrar páginas similares o Twitters donde se hace apología a la violencia o asesinato de animales, cerrar perfiles de fascistas denostando a los que no comparten su ideología, incluso pidiendo su muerte.
- Pero, en cambio, hay mucha prisa en cerrar perfiles o incluso llegar a la detención de jóvenes que piden o se alegran de la muerte de un político. Y así, el mensaje queda muy claro:
"No te metas con los poderosos que te vigilamos y vas a la cárcel si dices algo en contra de nosotros". De ahí salió la famosa ley Mordaza. No solo los particulares pueden incurrir en delito si señalan con el dedo la mala gestión de quien tendría que velar por nosotros, sino que los profesionales del periodismo también están obligados a callar y no decir nada en su contra.
- Lo malo es que, señores políticos, ahora me dirijo a todos vosotros. llegáis otra vez tres años tarde. Antes podíamos ser unos pardillos, pero ahora no tenemos miedo. Y seguiremos denunciando públicamente la mala gestión que hacéis. Seguiréis castigando a la punta final, a los que nos quejamos de vosotros, los que provocáis que haya familias en las calles y desahucios, suicidios... Seguiremos denunciando a los que consentís que haya niños que no tengan para comer nada más que lo que les dan en el colegio a la hora del desayuno.
Condeno la violencia, sí, la de todos pero sobre todo condeno vuestra violencia amoral. Esa que os hace sentiros Dioses intocables y no permite que se os diga la verdad a la cara. Os condeno públicamente y lo hago sin ningún miedo". 

Por José Antonio Penedo "Waska"

No hay comentarios: