¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

domingo, 6 de julio de 2014

El Jueves, la que fue una gran revista, ahora en coma inducido...




- Una lástima. Una auténtica lástima lo que le ha pasado a la que fuera, en otra época ya lejana en el tiempo, la mejor revista de humor y denuncia social del país. Hoy convertida en una marioneta más, una más, de los grandes grupos editoriales. Con la última polémica suscitada con el cambio de potada a última hora, ha entrado en coma inducido...

- De siempre hemos sabido, todos incluidos los que no tenemos nada que ver con el mundo del cómic, que las grandes editoriales censuran y para ello, rápidamente te dejan saber que hay temas, que todos sabemos claro, que resultan intocables.
- Hay editoriales, como por ejemplo Agostini o Ediciones B que lo suyo es el llamado "Humor Blanco" o sea el que no hace daño nadie. Es por ello que dibujantes con más que contrastada calidad, talento y profesionalidad prescindan de ganar mucho dinero por su trabajo y se decanten por revistas de editoriales "independientes o alternativas", tales como el TMEO, La Cruda o Amaníaco, que te enriquecen en lo personal y te enseñan a hacer crecer la creatividad. En este tipo de publicaciones no existe esa "Línea Editorial" tras la que se escudan esas grandes empresas para  llevar a cabo, no ya la censura sistemática, sino la autocensura de sus colaboradores, que entienden a la perfección cuánto pueden tensar la cuerda. 
- La portada de la revista "El Jueves" es el último caso de ese control-censura sin sentido. Tan solo se trata de un chiste sobre la abdicación del Borbón. Pero Claro, Ediciones El Jueves ya no es independiente, pertenece al grupo RBA Editores, y por lo tanto la línea editorial es la de una gran empresa: todo muy correcto políticamente y  líneas rojas por doquier.
- Todo lo que ha sucedido en El Jueves desde que lo adquirió RBA Editores tiene un objetivo demasiado claro. Primero despiden a casi la totalidad de la redacción, dejando al personal imprescindible como para poder coordinar la revista. Más tarde prescinden y amenazan con prescindir de los dibujantes más antiguos (ya consagrados...) como Fer, Azagra o Kim, que curiosamente eran los que mejor pagados estaban. Por último esta ridícula censura, que nadie entiende, de la portada bombonera, provocando lógicamente la dimisión del director, del segundo de a bordo y de ocho dibujantes. El objetivo estaba claro: conseguir una revista de renombre, con un buen nivel de ventas, pero a bajo coste pues los nuevos dibujantes no cobran lo que cobraban sus predecesores, otrora consagrados. Después, podrán decir, si se hunde la revista, que el público ha perdido el interés en este tipo de publicaciones.
- Desgraciadamente, suele ser así. También he tenido la mala suerte de haber vivido esto en diversas ocasiones, consiguiendo que, encima, te dejen una sensación de que no has hecho bien tu trabajo.
-  Aunque quizá esta situación pueda desembocar en la aparición de nuevas revistas, más modestas, pero sin esas grandes líneas editoriales tan retrógradas y encorsetadas como las ya comentadas.
- De siempre, toda acción provoca una reacción, algo que nunca deberían olvidar esos grandes editores y sus aires de grandeza, esos supuestos especialistas en intentar acallar y domar la creatividad ajena a su antojo. Si nos quitan espacios para poder expresarnos libremente, ya crearemos nosotros otros nuevos, fuera de su estúpido y estrecho control fascistoide. 


No hay comentarios: