¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

sábado, 19 de julio de 2014

Madrid y Barcelona se manifestaron contra el genocidio sionista


Una manifestación de apoyo al pueblo de Gaza ha recorrdio el centro de Madrid denunciando el silencio y la complicidad de los dirigentes españoles y europeos.

Los manifestantes han protestado contra el horror de los bombardeos israelíes sobre la franja y la masacre de civiles en Gaza, y han recordado que, de los más de 240 palestinos asesinados, un ochenta por ciento eran niños, mujeres y personas mayores.

Consideran que la operación militar israelí “no es una guerra, sino una operación de castigo colectivo”, en represalia por el asesinato de los tres jóvenes colonos israelíes el pasado 12 de junio, un crimen del que Israel acusa a Hamás pero que el partido ha negado en repetidas ocasiones y que todavía no ha sido esclarecido.

Denuncian además el llamamiento a la venganza y las proclamas racistas que, instigadas desde el gobierno, se han extendido estos días por las redes sociales y las calles de Israel, incitando al ataque a la población palestina. Una postura que ya ha costado la vida a un adolescente palestino, torturado y quemado vivo por un grupo de extremistas israelíes el pasado 1 de julio en el barrio de Shuafat, Jerusalén Este, y que mantiene a los palestinos de Cisjordania e Israel aterrorizados.

Asimismo, señalan que los blancos del ejército israelí en estos diez días de bombardeos sobre Gaza han sido los barrios y ciudades más pobladas, provocando el desplazamiento de más de 17.000 personas y la destrucción de al menos 1.200 hogares, así como de escuelas, hospitales y mezquitas.

Los sistemas de saneamiento y distribución de agua de la Franja de Gaza, el lugar con mayor densidad de población del planeta (más de 4.000 habitantes por kilómetro cuadrado), han sido destruidos casi por completo y más de 70.000 personas se han quedado ya sin electricidad a causa de los bombardeos.

“No se puede equiparar al ocupante con el ocupado”, insisten. Y recuerdan que “Israel incumple decenas de resoluciones de Naciones Unidas y viola sistemáticamente el Derecho Humanitario Internacional y los Derechos Humanos del pueblo palestino” con la construcción de colonias ilegales y apresando a miles de palestinos en sus cárceles “sin cargos ni juicios”.

Condenan además que los responsables israelíes por crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad no hayan sido procesados y que cometan tales atrocidades “con la complicidad de los dirigentes españoles y europeos”. A ellos les piden que rompan los acuerdos preferenciales con Israel e incluso las relaciones diplomáticas, como medida de presión para que Israel ponga fin inmediatamente a la ofensiva militar que asesina a cientos de civiles en Gaza.

En Israel, sin embargo, no reconocen la existencia si quiera de población civil. “Todos son enemigos combatientes”, afirmaba en su cuenta de Facebook la parlamentaria del Knesset Ayelet Shaket, del partido sionista Hogar Judío, quien llamaba el pasado 7 de julio a acabar con las madres de los “mártires” gazatíes y destruir sus hogares “para que no traigan al mundo más pequeñas serpientes”. “Que todas sus cabezas acaben cubiertas de sangre”, concluía.

No hay comentarios: