¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

domingo, 28 de septiembre de 2014

OKUPAS ULTRAS EN TETUÁN «Nos da asco Franco, somos más próximos a las ideas de izquierdas»

La semana pasada a las ocho de la mañana la Policía tiró la puerta del centro social 'okupado' Ramiro Ledesma. Allí ya no estaba ninguno de sus miembros, que tenían clase en la universidad. Los agentes encontraron cientos de kilos de comida para repartir única y exclusivamente a los nacionales y desalojaron a los tres indigentes españoles acogidos por los activistas.
Un grupo de unos 30 jóvenes de entre 18 y 34 años «social patriotas», como se definen a sí mismos, ocuparon el 15 de agosto este edificio abandonado en el barrio madrileño de Tetuán y desplegaron de sus ventanas una pancarta: 'Hogar Social Madrid Ramiro Ledesma'. Su nombre hace honor a uno de los ideólogos del falangismo, movimiento inspirado en el fascismo italiano, y declarado admirador de Hitler.
«No somos de derechas y nos da bastante asco todo lo que tenga que ver con la derecha y con Franco. Nos hemos sentido siempre muy traicionados por la derecha: es aburguesada y ha utilizado la bandera nacional para venderse a los intereses económicos y se ha olvidado del lado social y de los más necesitados. De hecho, nos sentimos más próximos a las ideas de la izquierda», cuenta Javier, colaborador de Hogar Social Madrid (HSM). «Nos han querido catalogar de neonazis y fascistas, pero son términos caducos. Somos social patriotas», sentencia.
CasaOkupaRamiroLedesma
Xavier Rius, periodista experto en los movimientos de extrema derecha, explica que entre quienes lo impulsan sí que hay algunos militantes de ultraderecha, nacional revolucionarios o identitarios, que «creen en lo que hacen y lo hacen de buena fe». «Pero la estrategia de fondo es calar en los barrios, en su tejido asociativo y vecinal y fragmentar la cohesión social o acrecentar las tensiones entre autóctonos y ciertos grupos de extranjeros, alimentando o legitimando el discurso xenófobo segregador del que se alimentan los partidos ultras».

Inspirados en el Fascista del Tercer Milenio

La inspiración y modelo de HSM está en Casa Pound, Italia. Este es uno de los primeros centros 'okupados' de ideología social nacionalista y está liderado por Gianluca Iannone, autodenominado Fascista del Tercer Milenio. «Ese término nos lo dio un periodista hace muchos años, pero no nos importó. Significa estar centrados, pero en constante movimiento y sin nostalgia, sin máscaras y sin complejos», declaró Iannone en una entrevista a un diario italiano donde destacó a Mussolini por «sus ideas, su gran humanidad y su política al servicio de la nación».
La inmensa mayoría son estudiantes universitarios, en torno al 70 u 80%, según cuenta Javier, y muchos militan en el Movimiento Social Republicano (MSR) y sus juventudes Liga Joven. Un partido revolucionario, anticapitalista, antiglobalización, ecologista y que defiende un modelo económico basado en el concepto de socialización «en el que los intereses de la comunidad nacional están por encima de los intereses particulares de los individuos».
La gran mayoría de sus propuestas están tradicionalmente enmarcadas en la izquierda, a excepción de sus ideas sobre la inmigración. «El MSR, que ni padece complejos ni se siente atado a la cháchara humanitaria y la caridad de las sotanas religiosas o laicas, tiene muy claro que aquí no caben todos, por ello prioriza la Solidaridad Nacional ante el fenómeno inmigratorio y considera prioritaria la no entrada de más inmigrantes en nuestro país, la expulsión inmediata de todos aquellos que hayan entrado ilegalmente, estén ya regularizados o no, la paralización del reagrupamiento familiar, la cancelación de subvenciones a asociaciones de inmigrantes y acuerdos inmediatos con los países de origen para proceder a la repatriación de aquellos inmigrantes en situación legal que se encuentren en paro y que así lo deseen», señala el programa.

«Perros del sistema»

La proximidad de HSM con La Enredaderaotro centro social 'okupado' desde hace cuatro años y vinculado a la izquierda y al 15M, ha causado un gran revuelo en los últimos días. «Nuestra forma de pensar y lo que nosotros somos molesta mucho más al sistema que lo que puede molestar la extrema izquierda aunque, como se ha demostrado, es mucho más dañina y peligrosa», afirma Javier. «Ellos actúan, a lo mejor sin darse cuenta, como perros del sistema».
HigarSocialMadrid
Para los miembros de HSM, la diferencia entre ellos y La Enredadera es que está última «ha empezado a hacer un tema social a raíz de lo nuestro», explica Javier. «Ellos abrían solo los fines de semana y había mucha gente de extrema izquierda fumando porros y haciendoconciertos solidarios incluso para ayudar a terroristas. Lo nuestro era solo un fin social y no hacemos política de lo que pensamos».
Xavier Rius también percibe una diferencia clara entre ambos extremos: «La extrema izquierda acepta el sistema electoral democrático y la extrema derecha todavía lo cuestiona».
Javier camina por Madrid y se encuentra con Manuel, uno de los indigentes que dormía en el centro 'okupado'. Tiene que dejar la conversación. Como los otros dos 'sin techo', Manuel ya no puede dormir en el centro pero sus miembros le van a visitar, le hacen compañía y le dan bocatas. Manuel se siente totalmente integrado en el grupo: «Mañana tenemos una reunión con el hombre que nos prometió uno de sus edificios en el mismo barrio, a ver si lo conseguimos». Por su parte, Javier asegura que si no lo logranterminarán 'okupando' otro edificio abandonado «donde no molestemos a nadie».

No hay comentarios: