¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

lunes, 27 de octubre de 2014

No soy famoso pero... ¿pueden hackear mi ordenador?

No soy famoso pero... ¿pueden hackear mi ordenador?© EFE/Jens Buettner No soy famoso pero... ¿pueden hackear mi ordenador?
No eres Jenniffer Lawrence, Kate Upton o McKayla Maroney. Ni tampoco un gran actor de cine, cantante o personaje popular víctima del «celebgate». Pero aunque no formes parte de la habitual alfombra roja, no debes confiarte. Tu ordenador también puede ser vulnerado. Lo usuarios de la red deben saber distinguir muy bien qué es un hacker y qué es un «cracker». «El primero es el 'bueno', es decir, un experto en seguridad que ayuda a mejorar la seguridad de los sistemas», explica a ABC.esCarlos Díaz, experto en seguridad informática.
«Y para que todos lo entiendan -continúa- un 'cracker' es el 'malo', es decir, el que penetra en un sistema con fines lucrativos o mailintencionados». Tras esta necesaria aclaración, Díaz explica que un «cracker» puede entrar en nuestro ordenador por diversos motivos. Uno de ellos es a través de un ataque dirigido para conseguir algo en concreto. Por ejemplo, que una expareja quiera vengarse de la otra persona y entrar en su ordenador a robarle foto íntimas de ambos. Este proceso requiere su tiempo, pues el «cracker» tiene que analizar y conocer bien todos los movimientos de su víctima: quién es, que páginas frecuenta, que servicios consume, qué navegadores usa, tipo de dispositivo utiliza, etc. En segundo lugar, están los ataques realizados por motivos económicos.
«Componen la mayoría de los casos y consisten en acciones que se valen de los usuarios para ganar dinero. Estos son meros intermediarios que forman parte de una acción cuyo objetivo es lucrarse pero ellos, evidentemente, no lo saben», explica el experto. En este caso, hablamos por ejemplo de la publicidad a través de «stickers» que aparecen en una web - y no por puro azar- por la que navegas y en la que el usuario pincha. O de las acciones que realizan los «botnets», una red zoombi de ordenadores encargados de propagar virus, generar spam y cometer otros tipos de delitos y fraudes, como muy bien explica la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI).
La OSI, de hecho, explica: «¿Últimamente has notado que tu ordenador va más lento de lo normal, el ventilador hace mucho ruido aún cuando no lo estás utilizando y algunas aplicaciones han dejado de funcionar correctamente? Estos síntomas podrían ser debidos a que tu ordenador se ha convertido en un pc ‘zombi’. ¿Eso qué significa? Que hay alguien, aparte de ti, que está controlando tu ordenador sin que seas consciente de ello». Así, el ciberdelincuente puede hacerse con tus contraseñas de Facebook, del banco o de tu Gmail; propagar virus; enviar spam; manipular encuestas; abusar de los servicios de pago por publicidad Y todo ello a través de tu ordenador. En los casos más graves, se encuentran los casos de pedofilia, prostitución «Y de extorsión», apunta Díaz.
«Últimamente están muy de moda los ‘secuestros exprés’. Se trata de una técnica por la que el 'cracker' cifra el disco duro del usuario, es decir, tiene toda tu información en sus manos, y te pide un dinero a cambio de devolvértelo». Aunque no nos lo creamos, un secuestro exprés puede empezar a través de una url en la que inocentemente pinchas si saber qué hay tras ella. La realidad, nos guste o no, es que nadie está exento en internet. Pero la tecnología es necesaria, supone un adelanto para la sociedad y hay que aprender a manejarla, como todo en la vida. «Es necesario informar a la gente y prevenir», indica Carlos Díaz.
La seguridad se basa en capas
El experto aconseja, en primer lugar, que todos los usuarios de la red deben estar informados. «En este sentido, es muy importante que sigamos las campañas de concienciación e información que hacen Policía Nacional, Guardia Civil, OSI y el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO)». En segundo lugar, para evitar que un «cracker» pueda entrar en nuestro ordenador, es fundamental tener el sistema operativo actualizado. «Es lo más básico. Así evitaremos ponérselo fácil a los ‘malos’ y que se sigan aprovechando de las vulnerabilidades que ya han sido descubiertas, explotadas y reportadas», asegura. Los antivirus son también pieza clave. «Ningún antivirus puede garantizar al usuario al 100% que un ‘malware’ pueda entrar en su ordenador.
De lo que se trata es de poner barreras que compliquen las tareas al «cracker» en la consecución del objetivo», afirma. «La seguridad en la red se basa en capas así que cuantas más pongamos, mejor», indica. Otro aspecto es la formación. «Al igual que aprendemos a conducir y que sabemos que hay que ponerse el cinturón de seguridad, debemos aprender a navegar en la red y los peligros que nos podemos encontrar». Por tanto, hay que evitar ejecutar archivos desconocidos, aceptar invitaciones de supuestos amigos en la redes sociales, no pinchar en banners publicitarios que nos aseguran ser el ganador de un suculento premio en metálico, etc. Uno de los principales problemas que tiene España es el uso ilícito pirateo de programas informáticos.
«El mayor número de infecciones en nuestro país viene por intentar descargar y usar contenido de pago de forma gratuita (programas, juegos, películas, libros digitales....)», explica Carlos Díaz. El software libre es, en este caso, un gran aliado, así como los sistemas operativos libres como Linux.
Consejos para prevenir
Además de estas indicaciones básicas, el experto en seguridad informática ofrece otra serie de puntos a tener en cuenta para evitar que un ciberdelincuente pueda adentrarse en nuestro ordenador:
- Redes sociales: ten cuidado con aceptar invitaciones de amistad sospechas.
- Wifi públicas: si te conectas a este tipo de red, no introduzcas datos personales (contraseñas, cuentas de correo electrónico, claves bancarias )
- Contraseñas: hay que tener claves robustas, en las que se combinen mayúsculas, minúsculas, números y signos y no utilices la misma contraseña para acceder a varios sitios. Conviene, además, no tener recordado en el navegador las claves. Un gran aliado, en este sentido, son los gestores de contraseñas
- Https: con esto, evitaremos que la información que enviemos al servidor pueda ser interceptada por otra persona.
- Nube: evitar la información confidencial en este tipo de alternativa de almacenaje.
- Páginas porno: es uno de los mayores nichos de infecciones. Evita, por ejemplo, tener una página de este tipo abierta al mismo tiempo que tu Facebook o el banco: se lo estarías poniendo más fácil al «cracker»..

No hay comentarios: