¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

domingo, 22 de febrero de 2015

El otoño al que llamaron invierno


Recuerdo no hace mucho tiempo, cuando yo aún era un infante, que en este gran Madrid en el que nos tocó vivir, existía una cosa que se llamaba estación.
No me refiero a las estaciones de tren o de autobús sino a las de los periodos de tiempo que duraban tres meses, aproximadamente, y en los que hacia frío, calor o temperaturas templadas según la ocasión.
Hoy en día eso ha pasado a mejor vida, como tantas cosas que ha traído consigo el calentamiento global. Ya no existe, repito en Madrid, aquello que llamábamos invierno.
Una estación que duraba desde finales de diciembre hasta finales de marzo y cuya principal característica era el frío atroz que hacia. De ese húmedo que se te calaba hasta los huesos y sí a eso añadías  los días de lluvia pues pasábamos una época jodida de superar.
Pero eso fue hace tanto tiempo que hasta lo echo de menos. En Madrid ya no existe el invierno. Ahora, en su lugar, hay una estación larga llamada otoño y que dura seis meses. Con breves periodos de "olas de frío" y otros de más calor pero caracterizado por temperaturas suaves por el día, primaverales como la de hoy, y por noches más frías.
Exactamente como el antiguo otoño que duraba tres meses pero ahora dura seis meses y empalmará con la primavera para la que queda menos de tres semanas para ver asomarse.
Lo que cambian los tiempos. D.E.P. Invierno. Te echaré de menos

No hay comentarios: