¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 1 de julio de 2015

Pablo se nos fue. A Pedro todavía podemos salvarlo" por Juan Moreno

Mi hermano Pedro está gravemente enfermo. ¡¡No dejéis que muera en la cárcel!!

Juan Moreno 
España
El pasado 3 de junio, mi hermano Pablo se fue a dormir en su celda del Centro Penitenciario de Morón de la Frontera. No volvió a despertar, murió consumido por el cáncer y el sida, enfermedades con las que tuvo que convivir durante varios años en la cárcel.
El único consuelo que nos queda es que Pablo no murió solo. Lo hizo acompañado de su hermano Pedro, con el que compartía celda desde hace siete años. Sin embargo, este consuelo no sirve para nada sabiendo que pronto Pedro, con cáncer de hígado, hepatitis y cirrosis crónica, puede seguir los mismo pasos.
Las vidas de mis hermanos Pablo y Pedro no han sido fáciles. Desde muy jóvenes vivieron en su propia cárcel cárcel, construida a base de las dosis de heroína, hachís y cocaína que su cuerpo les pedía cada día. Su adicción les llevó a cometer numerosos delitos, todos ellos menores, como cuando robaron 65 años de un quiosco de golosinas para poder “meterse un pico”. Este error, en concreto, les condenó a siete años y medio de prisión.  
Tras la muerte de su hermano, Pedro está en estado de shock, muchas veces sedado y en una zona de vigilancia médica por los ataques de ansiedad que ha sufrido. En una sala donde cuatro médicos atienden a más de 2.000 pacientes resulta imposible atender bien sus necesidades.
Por eso, lo que queremos es que Pedro pueda disfrutar de lo que le queda de vida en casa, acompañado de la gente que le quiere y recibiendo los mejores cuidados posibles.La Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Reglamento penitenciario prevén la posibilidad de excarcelación por motivos de salud y a Pedro sólo le quedan siete meses de condena por cumplir. Lamentablemente, no quieren concedernos esa posibilidad.
Por todo ello, reclamamos a la Fiscalía, al juzgado y a los responsables del penal que trabajen conjuntamente para que mi hermano pueda ser excarcelado.
Firma para que mi hermano Pedro pueda recibir la paz y el cariño que la vida le ha negado >>

No hay comentarios: