¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

miércoles, 6 de enero de 2016

Participar en las elecciones es aceptar la sumisión y legitimar la corrupción.





- "Si no votas, no te quejes", nos reprochan,convencidos de su justicia y su lógica aplastante. Entonces, en esos mismos términos, se les podría replicar: "Sí votas a impostores y farsantes, no vengas entonces a quejarte por sentirte estafado".
- Votar a un representante de cualquier tendencia política, es abdicar, renunciar a la determinación popular de la organización; para entregar cheques en blanco a los próximos profetas del pueblo.
- Contrariamente a lo que busca hacer creer la propaganda electoral, la abstención sirve para algo: es el medio más enérgico de respuesta, - junto a la insumisión económica de los factores de producción y mercantil-; y frente a los votos blancos y nulos, sí que se contabiliza así que dejen de engañarnos.
- Cuanto mayor sea el porcentaje de abstención. menor legitimidad a los partidos y sus líderes. A menos participación avalando su impostura, con más evidencia se percibirá su descrédito y mejores oportunidades de difundir la alternativa de una verdadera democracia, directa y participativa.
- El sistema parlamentario que usurpa de manera despreciable las atribuciones de la democracia es, en realidad, una oligarquía.
- El temor capital del sistema no es la diversificación del voto -incluso si el electorado se decanta por los extremos de la tabla periódica parlamentaria: "rebeldes" institucionales, anticapitalistas, antisistemas compulsados por las urnas- si no,  la ABSTENCIÓN  consciente y militante, el boicot total, que sentenciaría esta red de chantajistas y facilitaría la constitución de otro orden de vida. Mientras los ingenuos, o los interesados en perpetuar el estado de las cosas, insistan en la farsa del "mal menor", las posibilidades de revertir los estragos del fraude electoral serán más accidentadas.
- ¡No os dejéis embaucar de nuevo!- revolveros contra quienes os confiscan la determinación de decidir sobre vuestras vidas, sin la incertidumbre de pronosticar sobre el porcentaje de compromisos que será cumplido en los falsos programas.
- Cuando afirman rotundos que si no votas estás despreciando tu derecho a elegir en libertad, y cediendo esa tu parcela de participación al resto de conciudadanos que sí ejercen ese derecho constitucional, sólo están custodiando la ilusión del sufragio universal y la legitimidad de un sistema falaz (si las cosas pudieran sufrir cambios trascendentes en el bienestar del conjunto de la población, las elecciones serían simplemente prohibidas, pensarlo)
- La única solución efectiva el el boicot, permanente y generalizado. La abstención activa y consciente, que implica el rechazo al juego, pero también la información, la instrucción, el descubrimiento del alternativas radicales y su difusión.
¡¡Basta ya de timos electorales y de falsa democracia, no les sigas la corriente, nada contra ella!!




No hay comentarios: