¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

jueves, 28 de enero de 2016

"¿Qué es la terapia bioenergética para sanar traumas?" por Javi



Las emociones inciden en nuestro organismo, ya lo sabemos. Aquí le mostramos ejercicios para que pueda canalizar algunos de sus efectos nocivos y que su cuerpo no salga perjudicado.

La bioenergética considera a la personalidad del individuo en relación al cuerpo y a los procesos energéticos. Parte de la idea de que la mente y el cuerpo se influencian respectivamente. Desde esta perspectiva, la cantidad y la calidad de la energía de la que disponen nuestro cuerpo y nuestra mente dependen, por tanto, no sólo de la alimentación, sino de otros factores externos e internos, como la calidad de las emociones y sentimientos que recibimos del entorno y de nosotros mismos (combustible energético de nuestra mente que se traduce en energía corporal).
Obviamente, uno puede enfrentarse más efectivamente con los problemas y las relaciones de la vida diaria si tiene más y mejor energía; del mismo modo que lo hará de forma más exitosa si su calidad energética es insuficiente.
Los distintos tipos de secuelas emocionales quedan “grabados” en el cuerpo bajo la forma de tensiones musculares crónicas. Para evitar esto, el Dr. Alexander Lowen creó esta terapia con el fin de sanar estas tensiones a partir de ejercicios corporales que invierten el proceso negativo anterior por uno positivo. De esta forma, la combinación de trabajos con el cuerpo y la mente ayuda a las personas a resolver sus problemas emocionales y a darse cuenta de su potencial para el placer y la alegría de vivir.
¿EN QUÉ SE BASA LA BIOENERGÍA?
El cuerpo y la mente son funcionalmente idénticos, la mente afecta el cuerpo y este influye en nuestro estado psíquico, ambos son interdependientes. Esta interacción, sin embargo, está limitada a los aspectos conscientes o superficiales de la personalidad. En un nivel más profundo, el inconsciente, tanto el pensamiento como las sensaciones corporales, están condicionados por factores energéticos que determinan el estado de vitalidad.
Así, los síntomas de la rigidez o la tensión crónica de los músculos disminuyen la energía y la vitalidad general. Y es a través de los ejercicios de la bioenergética, que podemos mejorar esta tensión derivada de conflictos emocionales no resueltos.
EJERCICIOS BIOENERGÉTICOS
Uno de los fundamentos a través de los cuales la terapia corporal bioenergética funciona es con el método de liberar la ira reprimida. El enojo es una de las emociones más estresantes y es, además, una de las más comunes. La ira se desencadena cuando las personas deben enfrentar determinadas emociones negativas como la frustración, que les impide conseguir o lograr algo que desean a causa de la injusticia o, también, de la ofensa, entre muchos otros factores.
Cuando esto sucede y no podemos descargar esa energía negativa de tipo emocional, la tensión muscular se acumula en el cuello, la mandíbula y el cuero cabelludo, así como en la cintura y en las piernas, lo que provoca dolor, pero además, otros síntomas.
• Descarga de ira
El ejercicio más poderoso para comenzar a restablecer la armonía y el funcionamiento óptimo del cuerpo y la mente consiste en golpear el colchón de la cama con los puños, de una forma específica.
Proceda así:
-Parado al costado de la cama, debemos alzar ambos brazos por encima de la cabeza y descargamos golpes sobre el colchón. Esto debe hacerse sin interrupción y cada vez con más fuerza, hasta que de nuestras entrañas brote y un grito de furia.
Al descargar la ira, hacemos lugar en nuestro sistema emocional para que pueda llenarse naturalmente de la energía positiva que nuestro cuerpo mismo está produciendo todo el tiempo. Mientras que, si nos vemos imposibilitados a deshacernos de ella, somos incapaces de renovarla.
• Ejercicio del Arco y el Grounding
La práctica física del arco consiste en seguir los siguientes pasos:
– Primero debemos pararnos con los pies paralelos y las rodillas levemente flexionadas. Colocamos los puños cerrados sobre los costados de la zona lumbar, con los codos en ángulo y entonces llevamos la cabeza hacia atrás estirando y arqueando la columna todo lo que nos sea posible, pero sin forzarla.
– El ejercicio del arco se complementa con el llamado “grounding”. Desde la misma posición de partida con los pies paralelos y las rodillas levemente flexionadas, esta vez se lleva la parte superior del cuerpo hacia abajo dejando que la cabeza y los brazos cuelguen relajadamente.
– En esta posición, se debe respirar por la boca durante aproximadamente un minuto y, luego, volver lentamente a la posición erguida.
– Ambas prácticas tienen como objetivo reintegrar energéticamente la zona superior e inferior del cuerpo, que comúnmente se hallan disociadas.
– Esta desconexión o disociación se debe a que la parte superior del cuerpo está relacionada con la mente y el pensamiento, mientras que la parte inferior del cuerpo está vinculada con los aspectos instintivos o sexuales, y en nuestra cultura, ambas se hallan en conflicto permanente, generando una tensión que afecta de forma negativa a nuestra salud.

No hay comentarios: