¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

lunes, 27 de junio de 2016

Diez días sin móvil... batiendo mi propio récord.


- Hoy hace diez días que me quedé sin el móvil. Tras un fatal accidente, en el que no pasó nada grave, mi celular salió volando tras su dueño (o sea yo..) era atropellado por una bicicleta de paseo la cual iba conducida por un despistado infante. El zagal, de nos doce o trece años, iría tan empanado como yo que iba hablando "tontás" por el aparatito y no nos vimos en la oscuridad de la noche pepinera. En una maldita plaza, en zarzaquemada, en donde apenas hay luz y las pocas farolas que hay iluminan muy poco. El chico no llevaba ni luces en la bicicleta ni chaleco reflectante (como es obligatorio cuando conduces cualquier vehículo por carretera con visibilidad reducida) pero no le dije nada porque se asustó más que yo y se puso a llorar.
- Tras el golpe, y el consiguiente moratón ,que aún conservo triunfante y doloroso en mi pantorrilla nos pusimos a buscar el móvil volador y el dichoso aparatito apareció a un metro del incidente, semi-oculto en unos rastrojos cercanos. Estuve a punto de caer en la tentación de la oferta que me ofreció el chaval, o sea que su padre me pagara el móvil pero no era plan. Yo creo que el pobre lo pasó peor que yo.
- Tras recuperarlo y comprobar que se había roto justo en la esquina superior derecha y que estaba bloqueado y que era imposible desbloquearlo pues saqué la tarjeta y me agobié mucho pensando que me iba a quedar incomunicado con el mundo y que no podría vivir sin el móvil hasta que me lo arreglaran.
- Ya era tarde cuando llegué a mi casa y lo primero que hice en cuanto llegué, agobiadísimo por estar sin el teléfono, fue poner un mensaje en las redes sociales contando el incidente y que por favor quien quisiera algo que me mandara un privado vía facebook, twitter o a los correos electrónicos (abuelomuro@gmail.com o abuelomuro@hotmail.com)
- Reconozco que las primeras 24-36 horas lo pasé mal pero luego me acostumbré a estar sin el móvil y la verdad es que lo he llevado bastante bien. Es muy útil su uso, como por ejemplo para mirar la hora, para mensajería instantánea, para escuchar música en los desplazamientos al trabajo o para ver cuanto falta para que venga el bus o metro pero me he dado cuenta de que se puede vivir perfectamente sin él. 

- Estoy peleándome con la compañía para que me lo arreglen y tarde o temprano, más bien pronto, volveré a tener móvil. No tengo ningún problema por ello, está claro que es útil y que viene bien pero más nos valdría desengancharnos de tanta adicción absurda y volver a vivir la vida y hablar con los demás en vez de tanto "whats App" gracioso, de esos que te mandan hasta el infinito en los diferentes grupos.
- En cuanto vuelva a tener móvil, meter la tarjeta, y contestar a los mensajes importantes o llamadas que tengan volveré a usarlo pero no tan adictivamente como antes, pues me he dado cuenta de que se puede aprovechar mucho mejor el tiempo sin él y vivir más tranquilo. Probarlo y veréis como me dais la razón. ¡¡Suerte!!



No hay comentarios: