¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

martes, 11 de octubre de 2016

Hígado graso: una enfermedad sin síntomas que a lo mejor usted tiene




El hígado graso, que se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa en el hígado, es una enfermedad muy extendida (se estima que podría afectar hasta al 40% de la población) y, sin embargo, es una gran desconocida. 

De hecho, hasta hace poco, la esteatosis hepática, que es su nombre médico, se asociaba al exceso de alcohol, pero los investigadores han detectado que en una de sus variantes no tiene nada que ver, sino que pueden sufrirla perfectamente quienes no prueban ni una gota. Y han descubierto más cosas inquietantes: también la sufren los niños (entre el 10 y el 15%) y los adolescentes (casi uno de cada tres), la mayoría de los pacientes no sufre ningún síntoma y, al evolucionar, aumenta el riesgo de cirroris, insuficiencia hepática y cáncer. 

Y no sólo eso. Un reciente estudio publicado en la revista científica Journal of Hepatology ha puesto de manifiesto que la enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHNA) es un factor de riesgo independiente para la arteriosclerosis y, por lo tanto, las enfermedades cardiovasculares. Es decir, que el hígado graso y la mortalidad cardiovascular no es que compartan factores de riesgo, como podría pensarse, sino que el hígado graso en sí mismo contribuye a aumentar las enfermedades cardiovasculares. 

Entre tanta mala noticia, le voy a dar ahora una muy buena: detectado a tiempo, en sus estadios iniciales, el hígado graso es reversible, lo que hace necesario conocerlo bien, evitarlo y, sobre todo, saber si se sufre para ponerse manos a la obra para revertir el proceso. 

Y por eso es tan importante el Informe Especial que hemos preparado sobre este tema, pues le va a permitir eludir esta enfermedad y, con ello, todas las demás enfermedades y riesgos que lleva asociados. 

Así, en el Informe Especial “Hígado graso: cómo disminuir de forma natural el índice de grasa en el hígado” encontrará: 

  • Sobrepeso, exceso de grasa abdominal (aún sin sobrepeso), hipertensión y otras situaciones que le deberían llevar a pedir a su médico hoy mismo un análisis de sangre y una ecografía para saber cómo está su hígado.
  • Cuándo debe estar alerta ante la posibilidad de tener hígado graso, incluso si usted es delgado y con un buen estado de salud.
  • Por qué reducir el consumo de grasas –tal y como aconsejan las autoridades sanitarias- no le servirá en absoluto para proteger su hígado de esta nueva epidemia llamada “hígado graso”.
  • Patos, ocas y ratones. Tres animales que le ayudarán a entender perfectamente el fenómeno del hígado graso, por qué se produce y cómo evitarlo y revertirlo de forma sencilla y natural.
  • ¿Toma usted café? Dos o tres tazas al día son una buena estrategia complementaria para mantener alejada la grasa de su hígado. Conozca los otros alimentos que debe incluir en su dietay los que debe evitar a toda costa

No hay comentarios: